Crónica Venecia 2020: "Nomadland" vivir rodando

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2020: "Nomadland" vivir rodando

Responsable de cerrar la Sección Oficial a competición del presente Festival de Venecia, "Nomadland" probablemente se traduzca en la película que mejor simboliza el cambio de escenario que ha conllevado la pandemia en lo que a festivales de cine de clase A se refiere. La nueva película de Chloé Zhao se ha estrenado mundialmente y de forma simultánea en Venecia y Toronto este viernes 11 de septiembre (iba a ser también el caso de Telluride antes de suspenderse el festival) y posteriormente lo hará en Nueva York. Una película prácticamente redonda que más allá de ser la única representante de un gran estudio de Hollywood en la presente Mostra, se coloca sin duda alguna en la pole de las principales favoritas a lucir galones en el palmarés final. De hecho, ha sido precisamente en esta recta final donde al fin han mostrado las credenciales que de ellas se esperan propuestas realmente notables. Es el caso de "In Between Dying", también de "Nuevo Orden""La Mujer del Espía" y por descontado, de "Nomadland". Cuatro títulos que se suman a "Pieces of a Woman" y "Miss Marx" entre nuestras favoritas a obtener galardón.

¿De qué va?

"Nomadland" está protagonizada por Fern, una mujer que, tras el colapso económico de una empresa en una zona rural de Nevada, decide subirse a su furgoneta y echarse a la carretera convertida en una nómada moderna, dispuesta a descubrir cómo es la vida en los márgenes de la sociedad convencional. 

¿Quién está detrás?

Hablamos de la nueva película de la aclamada responsable de "The Rider" y "Songs My Brothers Taught Me". Chloé Zhao trasciende su triunfal paso por el circuito independiente para hacerse definitivamente un nombre en Hollywood. Su nombre sonará en los próximo Oscar. No lo duden

¿Quién sale?

Valor seguro. Frances McDormand ya se alzó con un premio Oscar por su interpretación en "Tres anuncios en las afueras", película que precisamente fue también mundialmente estrenada en la Mostra de Venecia. Pues bien, como era de esperar, el que nos ofrece es un registro nuevamente maravilloso que tranquilamente puede llevarle, no solo a la Copa Volpi, sino a repetir Oscar. Junto a ella un secundario de lujo como David Strathairn y sobre todo, los nómadas reales Linda May, Swankie y Bob Wells, que harán las veces de mentores y compañeros de Fern en este viaje recorriendo el inmenso paisaje del Oeste de Estados Unidos.

¿Qué es?

Un insobornable canto a la libertad.

¿Qué ofrece?

América, la tierra de las oportunidades y de los sueños, del capitalismo y la hamburguesa. América, pura contradicción y fascinación. Si un país ha conseguido a través de su cine que imaginemos sus paisajes y deseamos trasladarnos a ellos, ese es Estados Unidos. ¿Quién no ha querido recorrer la ruta 66 en un descapotable? ¿Quién no ha deseado vivir el sueño americano? 

Con todas sus fallos, y aciertos, Estados Unidos es un país que la gente ama y odia a partes iguales y recorrer sus carreteras supone su inmejorable retrato. Es lo que la realizadora Chloe Zhao parece tener claro. De hecho, si hay un nexo común que distingue su cine, ese no es otro que el paisaje desértico y rural en el que se enmarcan sus tres películas realizadas hasta la fecha. Un personaje más que viene a condensar y reflejarnos lo que es en esencia el alma de una tierra excelsa que sin embargo, se siente moribunda al estar profundamente azotada por el capitalismo más deshumanizado, que puede sentirse tan impresionante y grandiosa al igual que definitivamente inhóspita y absolutamente desoladora. Y es precisamente sobre este marco que emerge la figura de Ferm y los nómadas que le acompañan y rodean. Individuos inconformistas y sobre todo, rebosantes de aquello que los mecanismos de la política y sociedad norteamericana directamente lapida: humanidad y sentido comunitario. Y es que como ellos mismos afirman, viajan solos pero nunca en solitario. Seres admirables que lejos sentir que no tienen casa, su hogar lo construyen sobre cuatro ruedas sí, pero ante todo, sobre su fidelidad a sus propios principios como individuos, su propia integridad y espiritualidad. "Nomadland" se erige así en una road-movie apasionante y  conmovedora que, más allá de embarcarnos en el admirable viaje de autodescubrimiento de la carismática Ferm, supone ante todo un insobornable canto a la libertad. 

Publica un comentario

Sin comentarios