Crónica Venecia 2020: "Mainstream" un rostro en la multitud

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2020: "Mainstream" un rostro en la multitud

Siete años después de participar en la Sección Orizzonti de de la Mostra con su debut "Palo Alto", Gia Coppola repite escenario con su segunda y arriesgada obra. "Mainstream" es una propuesta kamikaze y tremendamente arriesgada, un salto sin red que bien podríamos empezar a señalar como el "Network" del nuevo milenio o, por qué no, "Un rostro en la multitud" de nuestro tiempo que toma el testigo de "Under the Silver Lake" y "Spring Breakers" sin ir más lejos.

¿De qué va?

Los miembros de un excéntrico triángulo amoroso tratan de preservar su identidad en esta nueva y efervescente era de Internet que tan rápido se mueve.

¿Quién está detrás?

Gia Coppola tiene mucho mérito. No es fácil estrenarse como directora por todo lo alto con el peso que significa pertenecer a una de las familias más importantes de Hollywood. Y no es fácil, tampoco, conseguir transmitir la apatía adolescente de todo occidente cuando has crecido en una realidad diferente que el resto de jóvenes. Fue el caso de su reveladora ópera prima "Palo Alto", estrenada también en el marco de Orizzonti durante la Mostra  2013. Envolvente, sorprendentemente divertida y sutilmente dramática, los "Kids" de esta otra Coppola llamada Gia desde luego que valieron la pena y por descontado que nos ha hecho esperar su segunda obra con absoluta expectación y ansia. De hecho, "Mainstream" supone un punto y seguido a la disección del universo teen en el que ya incurría su debut.

¿Quién sale?

Un gurú de las redes se hace llamar No One Special. Poco más quiero añadir sobre el personaje a quien encarna Andrew Garfield, un papel que se complementa perfectamente con el que ya nos brindara "Under the Silver Lake". Veremos si esta es la senda que sigue su futura filmografía. Le acompañan la hija de Ethan Hawke, Maya Hawke, Nat Wolff y la siempre agradecida (y disparatada) aportación de Jason Schwartzman en el papel de manager del influencer Juanpa Zurita, quien también participa. Destacar asimismo la significativa aparición de Johnny Knoxville, también interpretándose a si mismo. Y es que no está de mas recordar que el origen de la figura youtuber nace en "Jackass" antes incluso de la era de internet


¿Qué es?

El "Network" del nuevo milenio en el que también encontramos referentes contemporáneos que van desde "Under the Silver lake"  a "La La Land" o "Spring Breakers", pero también clásicos como bien podría ser "Un rostro entre la multitud".

¿Qué ofrece?

Proto-millennials, Generación Z, Generación del Milenio... existen muchas denominaciones para englobar a aquellos nacidos entre finales de los 90 y este nuevo milenio. Veinteañeros y treintañeros que aún no han encontrado su lugar en el mundo. Se les dijo que ellos eran el futuro y que si se aplicaban conseguirían lo que quisieran, pero la salida de la universidad les dio de bruces con la cruda realidad: Influencers, youtubers, aspirantes a genios de las redes... pero también crisis existenciales, falta de oportunidades y una sensación de que el mundo no está preparado para ellos. Es precisamente este fresco generacional al que pertenecen los tres protagonistas de "Mainstream", presos de la efervescencia, las inseguridad, el narcisismo e indefinición que acucian a la juventud de estos nuevos tiempos. Ellos son los protagonistas (y también víctimas) de la nueva película de Gia Coppola, una sátira cibernética sobrecargada de todo tipo de recursos formales que aspira al culto generacional y que al igual que ya hiciera "Network" en su momento, ensambla un mundo competitivo donde el éxito y los récords de audiencia, o más bien la viralidad, imponen su dictadura, donde los males del pasado abrazan el presente. Y lo hace proponiéndonos un constante choque entre el clasicismo y el posmodernismo, entre el lenguaje que definen y simbolizan dos culturas populares tan aparentemente opuestas y distantes. Es decir, del poder de la televisión al de las redes. Es de este contraste que surge su cínico enfoque y demoledor mensaje, aquel que viene a decirnos que quizás no esté tan lejos uno del otro. Desde luego que "Mainstream" no será del gusto de todos lo públicos, tampoco lo pretende. Su objetivo, claro y certero, no es otro que llegar a quién corresponde, a las nuevas generaciones. Y desde luego que lo consigue. Para nada hubiera desentonado su presencia en Sección Oficial a pesar de la evidente temeridad que ello hubiera supuesto. Fue el caso de "Spring Breakers" en su momento, también el de "Under the Silver Lake" en el caso del Festival de Cannes. En su relevancia discursiva así como en su arriesgada y delirante propuesta formal tenemos sus indiscutibles razones de peso.

Publica un comentario

Sin comentarios