Crónica Venecia 2019: "La Red Avispa" el gran enjambre cubano

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2019: "La Red Avispa" el gran enjambre cubano

"La Red Avispa" devuelve a Olivier Assayas a la lucha por el León de Oro tras disputarlo el pasado año con "Dobles Vidas". Si entonces fue una comedia 'muy francesa', en este caso se presenta en la Mostra con un thriller de espías 'muy cubano', que más allá de llevarnos a su anterior y magistral "Carlos", también lo hace con "La Gran Estafa Americana". Y es que en este desatado enjambre nada es lo que parece.

¿De qué va?

La Habana, principios de los 90. René González, piloto cubano, roba un avión y huye de Cuba, dejando atrás a su amada esposa e hija. Comienza una nueva vida en Miami. Otros desertores cubanos pronto le siguen e inician una red de espionaje. Su misión es infiltrarse en organizaciones anticastristas violentas responsables de ataques terroristas en la isla.

¿Quién está detrás?

Olivier Assayas es el responsable de una de las filmografías más interesantes del momento, tan ecléctica como innegociablemente personal. Hijo intelectual y sentimental de la Nouvelle Vague, al igual que Godard o Truffaut, antes de convertirse en director, ejerció como crítico en la emblemática Cahiers du Cinema. Más allá de dirigir obras ya legendarias como "Irma Vep" (1996) o "Boarding Gate" (2007), más recientemente nos ha deleitado con piezas como "Después de Mayo" (2012) una recreación de las consecuencias que ocasionaron las revueltas parisinas del 68 con la que obtuvo el premio a Mejor en Guión en la Mostra, o "Viaje a Sils Maria" (2014) donde pudo reunir a todas unas Juliette Binoche y Kristen Stewart. Sin embargo, si hay una obra previa suya con la que "La Red Avispa" guarda innegables paralelismos, esa es la extraordinaria y ambiciosa serie sobre "Carlos" (2010).

¿Quién sale?

Edgar Ramírez, Penélope Cruz, Gael García Bernal, Wagner Moura, Ana de Armas y Leonardo Sbaraglia son los nombres estelares que copan un reparto que, ante todo, trata de jugar la liga de la autenticidad. Malacostumbrados a ver series norteamericanas sobre Chernobyl o sin ir más lejos, superproducciones como "Narcos" en las que sus personajes hablan inglés independientemente de que sean rusos o colombianos, en el caso de "La Red Avispa" no solo tenemos a Penélope Cruz, Gael García Bernal o Leonardo Sbaraglia hablando con acento cubano, sino que Edgar Ramírez y Wagner Moura se atreven incluso con el ruso. 

¿Qué es?

Un cruce entre "Carlos"  y "La Gran Estafa Americana" que ante todo supone la lucha del comunismo contra el capitalismo.

¿Qué ofrece?

Una trepidante mezcla de géneros que más allá del thriller de espías, de la acción terrorista o el drama político, incurre también en el registro melodramático e íntimo, en la comedia negra o incluso en el documental. En efecto, "La Red Avispa" se nos presenta como una coproducción de altos vuelos que levita sobre mismo universo que su anterior "Carlos" (2010), suerte de elusivo biopic que, también de la mano de Edgar Ramírez, mezclaba asimismo espionaje y terrorismo para incurrir en la legendaria figura icónica de El Chacal. En el caso de "La Red Avispa" sin embargo, decide centrarse en alguien mucho más anónimo pero igualmente real. Hablamos de René González, desertor cubano que huyó a Miami dejando atrás a su amada esposa e hija. Una vez allí, se integró en una red de espionaje cuya misión era infiltrarse en organizaciones anticastristas violentas responsables de ataques terroristas en la isla. Y es a camino entre Miami y La Habana, entre tierra, mar y aire, que Assayas crea un enjambre en el que nada acaba por ser lo que parece. 

Al igual que ya hiciera en su anterior "Carlos", con su nueva obra Assayas también nos relata las vivencias de un hombre íntegro hasta las últimas consecuencias, que no cesó en su lucha contra el imperialismo, con la pequeña gran diferencia que, en este caso, lo hizo al total servicio de la revolución cubana, debiéndose en cuerpo y alma a la política castrista. Y es quizás en este sentido donde la película adquiere su dimensión más polémica, ya que según por donde se mire, Assayas bien parece tomar partido decantándose, como bien diría Fidel, "por el país más espiado del planeta" (dícese Cuba) y exponiendo "al más espiador del mundo" (obviamente, Estados Unidos). De hecho, el realizador francés se permite la licencia de recuperar este mismo material de archivo en el que el fallecido líder cubano realizó estas míticas declaraciones en una se sus secuencias más imprevisibles. Con todo ello, "La Red Avispa" es un propuesta sorprendentemente híbrida y efectiva, constantemente disfrutable, que a pesar de no dar la espalda en ningún momento al empleo de la pirotecnia y el artificio, es capaz de adquirir asimismo un inusitado grado de realismo hasta tal punto de que su trama es de una verosimilitud tan absorbente que ya no nos importa si lo que estamos viendo pertenece a la imaginación de sus guionistas o a la vida real de los espías y terroristas implicados. Aquí hay lugar para el entretenimiento, también para la denuncia política (o más bien capitalista) y hasta para la reflexión histórica. 

Publica un comentario

Sin valoraciones