Crónica Venecia 2018: "La casa de verano" familia de frenopático

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2018: "La casa de verano" familia de frenopático

Presentada en Sección Oficial Fuera de Competición, la nueva y desatada comedia familiar de Valeria Bruni-Tedeschi ha brindado una de las proyecciones más disfrutables que nos ha deparado esta 75 edición de la Mostra. Tal y como ha hecho Carlos Reygadas con "Nuestro Tiempo", aunque desde un registro completamente opuesto, la extravagante realizadora francesa también se abre en canal con "La casa de verano", un hilarante retrato familiar de marcado carácter autobiográfico y metacinematográfico, digno de frenopático.

¿De qué va?

Una casa en la Costa Azul, alejada del tiempo y protegida del mundo. Allí es donde Anna pasa las vacaciones de verano con su hija. Rodeada de su familia, amigos y empleados, Anna intenta recuperarse de su reciente ruptura sentimental mientras prepara el guion de su próxima película. 

¿Quién está detrás?

La hermana de Carla Bruni.

¿Quién sale?

Además de dirigir y coescribir el guion, la propia Bruni Tedeschi (Locas de alegría, La alta sociedad, El capital humano) protagoniza el que supone su quinto largometraje. Completan el reparto de Pierre Arditi (Smoking/No Smoking), Valeria Golino (Rain Man), Noémie Lvovsky (Un amor de verano), Yolande Moreau (Amelie), y Riccardo Scamarcio (Manuale d'amore), entre otros. 

¿Qué es?

Una singularísima comedia de enredos, reencuentros y secretos familiares

¿Qué ofrece?

Por muy en las antípodas que se sitúe el cine de uno y de otro, la nueva película de Carlos Reygadas presenta significativos puntos en común con la de Valeria Bruni-Tedeschi, más allá del evidente nexo que les une el hecho de haber sido presentadas ambas en la Sección Oficial de esta nueva edición de la Mostra de Venecia. Partiendo una desde el registro profundamente dramático, la otra desde el desatadamente cómico, tanto el realizador mexicano como la directora francesa han utilizado su nueva obra para abrirse en canal desde un carácter marcadamente autobiográfico. Desde el rancho familiar en el que se ubica "Nuestro Tiempo", a "La casa de verano" que nos lleva la nueva película de la responsable de "Un castillo en Italia", ambas localizaciones familiares desnudan a sus realizadores poniendo en evidencia sus principales traumas y miedos. 

En este caso es una mansión costera ubicada en la Riviera francesa que precisamente es la misma en la que la responsable de "Un castillo en Italia" ha veraneado durante toda su vida con su familia. Hablamos de un lugar atemporal recluido del mundo real en la que se da rienda suelta a las situaciones más imprevisibles y a los conflictos más extravagantes en el seno de una familia de lo más caótica y rematadamente disfuncional. Más allá de su trastornado humor, de su carácter extremadamente cínico, el principal valor añadido de "La casa de verano" está en la autoconsciencia por la que se rigen los delirantes enredos familiares que en ella irrumpen. Conflictos que pivotan sobre la propia experiencia y existencia real de vida de su directora, ya sea desde la esfera familiar (la muerte por SIDA de su hermano), íntima (su traumática ruptura con Louis Garrel) así como creativa y profesional (el marcado carácter autobiográfico de su propio cine). Son tan solo algunos de los personlísimos ejes sobre los que de forma absolutamente sincera y transparente late y se expone su singular directora y protagonista. Su nueva película es una desequilibrada comedia familiar digna de frenopático. Y en el mejor de los sentidos. Con decir que en ella aparece incluso todo un Frederick Wiseman, queda todo dicho.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es