Crónica Venecia 2018: "Graves without a name" la poesía del escalofrío

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2018: "Graves without a name" la poesía del escalofrío

Más allá de la potente sección oficial que este año presenta Venecia, el anuncio de la nueva obra de Rithy Panh como película inaugural de la Jornada de los Autores ha sido una de las más gratas sorpresas con la que nos ha obsequiado esta 75 edición de la Mostra. "Graves without a name" supone un punto y seguido, tanto a nivel conceptual como cualitativo, de la portentosa y personalísima filmografía del director camboyano.

¿De qué va?

Un niño de trece años que perdió la mayor parte de su familia bajo la dictadura de los Jemeres Rojos se embarca en la búsqueda de sus tumbas .

¿Quién está detrás?

Es junto a Claude Lanzmann, el gran tótem del cine documental genocida, y como tal, el enemigo público número uno del empleo de la imagen de archivo para retratar la masacre y el exterminio. Nacido en Phnom Penh y víctima de los Jemeres Rojos, el camboyano Rithy Panh no solo ha dedicado su carrera cinematográfica a recordar y mantener en la memoria las atroces consecuencias del holocausto que arrasó su pueblo, también a reivindicar y reflexionar con absoluta destreza la rigurosa base artística y visual con la que se debe documentar semejante barbaridad. Tras golpearnos en seco con un documental tan duro como magistral que abordaba lo sucedido en el Centro de detención y torturas S-21, ubicado en el centro de Phnom Penh, capital de Camboya, de 1975 a 1979 (hablamos de "S21: la máquina roja de matar") el realizador camboyano repetía hito haciéndose con el Premio a Mejor Película de Un Certain Regard 2013 en Cannes y, lo que es más importante aún, la nominación al Oscar al Mejor Documental, gracias al maravilloso empleo del stop-motion por el que destacó "La imagen perdida"

¿Quién sale?

Rithy Panh vuelve a recurrir a los testimonios directos de las víctimas del genocidio perpetrado por los Jemeres Rojos, un recurso ya empleado en su obra cumbre, "S-21 máquina de matar", pero que obvió en sus últimas películas, como es el caso de "La imagen perdida" y "Exile". 

¿Qué es?

"S21: la máquina roja de matar" + "La imagen perdida"

¿Qué ofrece?

Un punto y seguido en la exploración personal y espiritual que marca la obra de Rithy Panh. "Graves without a name" escarba en la memoria de los campos de concentración donde murieron miles de camboyanos presa del sufrimiento, la violencia y el hambre. Como su título bien indica, tumbas sin nombre, sepulcros sin cuerpos que impiden reconciliar el dolor de sus familiares y allegados, que recurren al esoterismo ante la imposibilidad del encuentro físico. Entre ellos encontramos al propio director, que da voz al niño que protagoniza la búsqueda. Una voz en off de arrebatador tono poético cuyo lirismo, sin embargo, abraza de lleno el más crudo escalofrío. 

 De la misma forma que "S21: la máquina roja de matar" analizaba los mecanismos del atroz genocidio perpetrado por los Jemeres Rojos, "Graves without a name" apunta a la búsqueda de una paz, una reconciliación interior, que acabe con el sufrimiento de sus víctimas, ya sean supervivientes o fallecidos. Y lo hace rigiéndose por una misma base conceptual, levitando sobre el propio espacio en el que tuvo lugar el horror y valiéndose de los sobrecogedores testimonios directos de los implicados. Pero también emplea recursos formales por los que se distinguió "La imagen perdida", como es el caso del puntual empleo de muñecos tallados en barro o, incluso, la constante presencia de la ausencia, de esa propia imagen perdida (en este caso las fotos de las vícitmas desaparecidas) que también recorre toda la película. Un discurso, una reflexión, arraigada a la dolorosa historia de una nación que, lamentablemente, bien podría trasladarse a la de un país como el nuestro. De hecho, falta nos hace más figuras como las de Ramón Lluis Bande. Los clarividentes lazos en común que su cine guarda con el de Rithy Panh no hace más que certificarlo. 


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es