Crónica Venecia 2017: "L'Insulte" orgullo y prejuicio

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2017: "L'Insulte" orgullo y prejuicio

El conflicto entre el Líbano e Israel se remonta a los años 70 y ha dado lugar a numerosas y sangrientas incursiones militares israelíes contra grupos armados palestinos y Hezbolá que provocaron que más de 1.000 civiles murieran en la contienda. En esta región, los israelíes han contado con la ayuda de una milicia cristiana libanesa, el Ejército del Sur del Líbano (ESL), a la que proporcionan instrucción militar y ayuda económica. Y lamentablemente, lejos de cicatrizar, este enfrentamiento entre cristianos y palestinos hoy día sigue más vigente que nunca en el Líbano. Un contexto histórico que resulta clave de conocer para adentrarnos en la conciliadora idiosincrasia de la reivindicable "L'Insulte".

¿De qué va?

"L’insulte" nos cuenta el día que Toni, cristiano libanés, riega las plantas de su balcón. Un poco de agua se derrama accidentalmente en la cabeza de Yasser, palestino y capataz de una obra. Entonces estalla una pelea. Yasser, furioso, insulta a Toni. Herido en su orgullo, Toni decide llevar el asunto ante la justicia. Comienza así un largo proceso en el que el conflicto tomará una dimensión nacional, enfrentando a palestinos y cristianos libaneses.

¿Quién está detrás?

El director Ziad Doueiri nació en el Líbano en 1963, donde vivió hasta el comienzo de la Guerra Civil cuando contaba con 18 años de edad. Estudió cinematografía en EE. UU y tras rodar varios cortometrajes en 8 y 16 mm, fue el primer ayudante de cámara de Quentin Tarantino, con quién debutó en "Reservoir Dogs" y repitió en "Pulp Fiction," "Jackie Brown" y "Four Rooms." Y es con la lección bien aprendida que Doueiri finalmente se ha puesto en el mapa como director con la reveladora "West of Beirut", la sensual "Lila Dice" y la explosiva "El Atentado".

¿Quién sale?

Adel Karam (cuyo rostro a muchos os sonará por "Caramel") en una caracterización rebosante de nervio y visceralidad, la hermosa Christine Choueiri (musa en "Ghadi") y el palestino Kamel El Basha conforman el triángulo protagonista.

¿Qué es?

"Al límite de la verdad" pasada por el tamiz del Conflicto en Oriente Medio

¿Qué ofrece?

Estructurada a través de la típica trama de película de juicios (se desata el conflicto, el enfrentamiento, la denuncia, su consecuente juicio y se desemboca en la catarsis que supone el veredicto final), "L'insulte" incurre desde un punto de vista, políticamente hablando, tremendamente conciliador e indiscutiblemente objetivo, en las heridas abiertas causadas por el enfrentamiento por la guerra del Líbano que actualmente sufren palestinos y cristianos en el país árabe. Del espectro íntimo y familiar pasamos directamente al social. Lo que empieza como un mero insulto, un rifi-rafe entre dos personas, desemboca en un enfrentamiento religioso que atañe y enfrenta a una nación entera. Una crisis social que lleva el orgullo y la intolerancia como principales punta de lanza y que viene a demostrarnos que la ira nos convierte a todos en iguales, independientemente de nuestra religión o raza. Si hay una principal virtud a destacar de "L'Insulte" es que no señala víctimas ni culpables. Es decir, lejos de tener un discurso de denuncia posicionada, su punto de vista resulta ser reveladoramente conciliador. El problema, una realización tosca y subrayada (tanto en cuanto a encuadres, a montaje, así como a empleo de banda sonora) que sin embargo, uno ve claro que está encaminada a darle accesibilidad a la obra. Una accesibilidad que por otro lado, en este caso queda más que justificada. Tan solo por ello, toca reivindicarla.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es