Crónica Venecia 2017: "Foxtrot" báilame la guerra

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2017: "Foxtrot" báilame la guerra

Fue 8 años atrás que el israelí Samuel Maoz se hizo contra todo pronóstico con el León de Oro por un film de extraordinaria honestidad, obra bélica tan necesaria como "En tierra hostil" que sin embargo, y muy a pesar de su éxito crítico, jamás llegó a estrenarse en España. Esperemos que no sea el caso de su nueva película, la cual supone el merecido punto y seguido que exigía un listón tan alto como el impuesto por su revelador debut. De la brutalidad de la guerra mostrada en "Lebanon" pasamos a la absurdidad de la misma que nos plasma "Foxtrot".

¿De qué va?

"Foxtrot" cuenta la historia de una familia con problemas que se enfrenta a los hechos cuando algo va terriblemente mal en el remoto control militar  donde está reclutado su hijo. 

¿Quién está detrás?

El director israelí Samuel Maoz ganó el León de Oro en el Festival de Venecia 2009 contra todo pronóstico pero también, con todo merecimiento. "Lebanon" recordaba, con mucha distancia y mayor respeto, a "El submarino" de Wolfgang Petersen. Poca broma

¿Quién sale?

Entre los protagonistas de "Foxtrot" encontramos a una de las principales puntas de lanza del star system israelí. Lior Ashkenazi ha sido protagonista de obras capitales de la cinematografía hebrea como es el caso de "Caminar sobre las aguas", "Big Bad Wolves" o "Footnote". Actor fetiche de Joseph Cedar, también tiene un papel secundario en "Norman: El hombre que lo conseguía todo" junto a Richard Gere.

¿Qué es?

 "Jarhead" + "En el valle de Elah" en versión hebrea

¿Qué ofrece?

La nueva película de Samuel Maoz es una de las películas importantes por las que recordaremos la Sección Oficial de esta nueva edición de Venecia. Una obra mayor que a pesar de no ser una película redonda, sí supone el merecido punto y seguido que exigía una excelente ópera prima como la que resultó ser "Lebanon", su sorprendente  predecesora. Si en la primera se nos mostraban 72 horas de la primera Guerra del Líbano vividas desde el interior de un tanque en el que encontrábamos un grupo de soldados inseguros y un prisionero sirio que desearía estar muerto, en "Foxtrot" nos adentramos en un microcosmos similar, formado en este caso por cuatro jóvenes e inexperimentados soldados que cumplen servicio en un remoto puesto de vigilancia cerca de la frontera con Palestina. Con la pequeña gran diferencia que si en la claustrofóbica "Lebanon" nunca llegábamos a salir del tanque en el que el batallón estaba encerrado, en "Foxtrot" en cambio si adquiere un gran protagonismo el espectro familiar de uno de ellos. O mejor dicho, las supurantes consecuencias que sus progenitores padecen por el hecho de que su hijo esté recluido en el ejército. De la guerra del Líbano al conflicto con Palestina. De la brutalidad por la que se regía la primera, a la absurdidad que golpea la segunda. Y ambas compartiendo un mismo punto de mira: Israel.

Con sus virtudes y defectos, la imponente y sobrecogedora "Foxtrot" viene a confirmarnos el indiscutible pulso que Samuel Maoz atesora como realizador. Tanto a la hora de rodar, montar y construir planos, como a la hora de gestar y desarrollar el guión. Es una película ambiciosa, estéticamente hablando transgresora e innovadora (aquí hay cabida para movimientos de cámara imposibles, planos secuencia cenitales y hasta números musicales o incluso animaciones) que quizás se desinfla en su tercer acto por caer en el melodrama sensacionalista, dando a lugar a unos golpes de efecto un tanto forzados y rebuscados. Aún y así, estamos ante la primera gran favorita a ocupar un lugar privilegiado en el Palmarés final. O mejor dicho, a llevarse bajo el brazo el reconocimiento a Mejor Director.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es