Crónica Venecia 2016: "Tarde para la Ira" los chicos del barrio

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2016: "Tarde para la Ira" los chicos del barrio

Venecia demuestra seguir teniendo flow por el cine de género español. Si el año pasado fue "El Desconocido" el responsable de representar a España mediante su participación en la Jornada de los Autores, este año es turno de la intensa y contundente "Tarde para la ira" en Orizzonti y visto el resultado, apostamos sobre seguro que el sorprendente debut de Raúl Arévalo tras la cámara tendrá también su merecido protagonismo entre los nominados de los próximos premios Goya, tal y como ya sucediera con la ópera prima de Dani de la Torre. ¿Caminos paralelos? Lo tiene todo para ello.

¿De qué va?

"Tarde para la ira" nos cuenta como Curro sale de prisión tras cumplir ocho años de condena por haber participado en el atraco de una joyería y emprende un extraño viaje donde se enfrentará a los fantasmas del pasado y se hundirá en el abismo de la venganza.

¿Quién está detrás?

Ha demostrado ser un actor tronchante para la comedia ("La gran familia española", "Promoción fantasma"), solvente para el thriller ("La isla mínima", "Cien años de perdón") y ahora resulta que es un director de cine negro excepcional. Raúl Arévalo se postula como un absoluto valor en alza del actual cine español, al igual que su co-guionista debutante David Pulido. Y es que no solo es por el trabajo de cámara y la puesta en escena que destaca "Tarde para la ira", sino también por la calculada y sorprendente construcción de su maravilloso guión.

¿Quién sale?

Si hay una virtud por la que principalmente se distingue "Tarde para la ira", esa es la autenticidad que emana en la castiza caracterización de sus personajes. El hecho de que en este caso tengamos tras la cámara un monstruo de la interpretación se hace notar en su excelente dirección de actores. Lo cual no quita méritos a la voracidad y credibilidad con la que Antonio de la Torre (quien desde su frialdad e inexpresividad se lleva la palma), Luis Callejo (intenso y visceral a todos los niveles), Ruth Díaz (impecable en su atormentda caracterización), Manolo Solo (un secundario que haría las delicias de todo un Tarantino) o Raúl Jiménez (quien parece llevar toda la vida en el barrio gracias a su pasmosa naturalidad) hacen suya la pantalla. Cualquiera de ellos bien podría merecer una nominación.



¿Qué es?

El Nicolas Winding-Refn de "Pusher" + el Jacques Audiard de "Un Profeta"

¿Qué ofrece?

Puede ser un gran año para el cine de género español. A la espera que Alberto Rodríguez y Rodrigo Sorogoyen luzcan galones en el próximo Festival de San Sebastián con "El hombre de las mil caras" y "Que Dios nos Perdone" respectivamente, Raúl Arévalo se postula como uno de los grandes valores en alza del actual cine español con la intensa y contundente "Tarde para la Ira". El suyo es un thriller de venganza castizo y cañí a todos los niveles, tremendamente áspero y violento en el devenir de su acción, que emana una autenticidad absoluta en su personalísima descripción de la España negra construida a partir de la vida quinqui de barrio, así como del árido y desolado paisaje rural español. Es el inmejorable entorno sobre el que se envuelve esta poderosa muestra de cine noir que no admite concesión alguna al espectador. Un apabullante ejercicio de cámara que directamente nos lleva a la visceralidad con la que rueda Jacques Audiard (o incluso el Michael R. Roskam de "Bullhead"), cuyas abruptas sacudidas de violencia tienen en el Nicolas Winding-Refn de "Pusher" como inconfundible referente y cuya rigurosa construcción de guión tiene la virtud de presentar con absoluto acierto unos giros tan rotundos como definitivamente reveladores y sorprendentes. Es una de las grandes sorpresas que nuestro cine nos deparará a lo largo de este 2016. No lo duden.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es