Crónica Venecia 2015: "Heart of a Dog" amores perros

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2015: "Heart of a Dog" amores perros

A pesar de crear música (incluso para perros), pinturas, instalaciones, esculturas o teatro, la artista polifacética Laurie Anderson, que es asimismo la ilustre viuda del añorado Lou Reed, se considera ante todo "una contadora de historias" y como tal, su incursión en el cine no podía faltar. Seleccionada en Venecia, Telluride, Toronto, Nueva York, San Sebastián o incluso recientemente comprada por HBO, la conmovedora, genuina y tremendamente personal "Heart of a Dog" ha presentado en Venecia aquellas virtudes que pueden llevarle a ser nominada al Oscar como Mejor Documental.

¿De qué va?

Un personal film-ensayo que explora los temas del amor, la muerte y el lenguaje. La voz de la directora es una presencia continua, mientras historias sobre su perra Lolabelle o su madre, fantasías de la infancia y teorías políticas y filosóficas se despliegan en una canción que es como un flujo constante. El lenguaje visual utilizado va desde la animación hasta las películas de 8 mm procedentes de la infancia de la artista, imágenes superpuestas y textos animados a gran velocidad. La música de la directora aparece a lo largo de la película en forma de solos de violín, cuartetos, canciones y eléctronica ambient.

¿Quién está detrás?

Laurie Anderson, viuda de Lou Reed, es una de las más renombradas y audaces creadoras norteamericanas, conocida por sus representaciones multimedia y el uso innovador de la tecnología. Como escritora, directora, artista visual y cantante ha llevado a cabo trabajos rompedores en las esferas del arte, el teatro y la música experimental. Sus shows en directo van de la simple palabra hablada a elaboradas performances multimedia. Ha publicado siete libros y su trabajo visual ha sido exhibido en los más importantes museos de todo el mundo.

¿Quién sale?

Además de su perrita Terrier Lolabelle, protagonista absoluta de la función, Laurie Anderson cita también a otros escritores y artistas, como Kierkegaard, Wittgenstein, Gordon Matta-Clark y David Foster Wallace o incluso su fallecido marido Lou Reed una vez terminan los títulos de crédito.



¿Qué es?

Una obra muy cercana al cine de Chris Marker, con una capacidad muy similar para conectar temas dispares e imágenes desde un tono filosófico.

¿Qué ofrece?

Un profundo y desatado ensayo personal que desde una vertiente conmovedoramente filosófica explora temas como el amor, la muerte o el lenguaje, en la cual la difunta perra Lolabelle de la directora (y en menor medida su difunta madre Mary Louise o su difunto marido Lou Reed) se muestra en todo momento omnipresente. Animaciones, el empleo de los 8 mm o la música (violines, cuartetos, canciones o incluso electrónica ambiental) son algunos de los múltiples recursos que la artista polifacética utiliza para plasmar una de las propuestas más complejas, auténticas y definitivamente inclasificables de cuantas hemos disfrutado en Sección Oficial. Partiendo de la máxima que "cada historia de amor es una historia de fantasmas", Laure Anderson penetra en la idea del Bardo, que se describe en el Libro Tibetano de los Muertos como el período de cuarenta y nueve días entre la muerte y el renacimiento, imaginándose así, no sin un cándido sentido del humor y evitando la lágrima fácil o el innecesario dramatismo, con un tono melódico y afectuoso a su vez, la existencia sobre la que durante este periodo debió levitar su difunta perra, transitando y dando forma a su particularísima y creativa manera, situaciones tan diversas como las que pueden proporcionar los recuerdos familiares, su cuidado o las enseñanzas budistas. Una obra de un eclecticismo artístico fuera de lo común, de un carácter intrínsecamente personal (tanto es así que puede dejar fuera de juego a todos aquellos que no tengan perro, o no se hayan enfrentado a la muerte de algún ser querido), cuya descomunal emotividad y sensibilidad provoca que esté destinada a permanecer eternamente vigente ante el inexorable paso del tiempo. Virtudes que probablemente desemboquen en una merecida nominación al Oscar como Mejor Documental. Estará entre las principales candidatas, no lo duden.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es