Crónica Venecia 2015: "Anomalisa" una genialidad con mucho corazón

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2015: "Anomalisa" una genialidad con mucho corazón

7 años después de su debut directorial, la media naranja de Spike Jonze ha presentado en Venecia su segunda película como director, con el valor añadido que se trata de una película de animación en stop-motion hecha a mano. Si "Anomalisa" era nuestra favorita antes de desembarcar en la presente edición de la Mostra, hoy como era de esperar, no solo ha confirmado su condición, si no que también nos ha robado el corazón. 

¿De qué va?

"Anomalisa" tiene por protagonista a un motivador profesional que, cuanto más ayuda a la gente, más monótona y anodina es su vida; todo el mundo le parece y le suena igual. Hasta que la voz de una chica le suena diferente y está dispuesto abandonarlo todo y a todos por alcanzar la felicidad con ella. 

¿Quién está detrás?

Sus guiones muchas veces están muy por encima de las propias películas. Charlie Kaufman, genio y figura, único e incomparable, denominado por muchos el guionista matemático, habitual creador de las rompedoras historias de Spike Jonze, busca con su segunda película como director el reconocimiento que no obtuvo por la taquilla con su descomunal antecesora, "Synecdoche New York", una propuesta retadora, arriesgada y (meta)desbocada, ante la que queda prohibida la indiferencia. En este caso sin embargo, se apoya en la co-dirección de Duke Johnson y en el guión de Dan Harmon. En otras palabras, los padres de la serie "Community". 

¿Quién sale?

Tres son los ilsutres nombres que dan voz  los protagonistas. Él es David Thewlis ("Indefenso"), ella Jennifer Jason Leigh ("El Maquinista") y todos los demás personajes, sean hombres o mujeres, Tom Noonan ("La casa del diablo").

¿Qué es?

Algo así como un "Lost in Translation" en Stop-Motion

¿Qué ofrece?

Un absoluto deleite retro y artesanal, tanto a nivel artístico como ante todo, sentimental. Partiendo de una entrañable animación gestada a mano en su totalidad, articulada de forma admirable a través de la técnica stop-motion, Charlie Kaufman probablemente encuentre el gran reconocimiento en taquilla (además de por supuesto, el de la crítica) que no obtuvo con la inabarcable "Synecdoche, New York". A diferencia de su desmesurada antecesora, la extraordinaria "Anomalisa" es una pequeña obra de orfebrería gestada de forma sublime. Un auténtico goce visual que ha sorprendido ante todo por su inesperada accesibilidad, tanto a nivel formal como conceptual. Dejando de lado el críptico carácter metafísico, onírico y surreal al que nos tiene acostumbrados su genuino estilo, el guionista de "Como ser John Malkovich" penetra con mucho tacto y emocionante sensibilidad en los dilemas existenciales de un alma en pena y a la deriva, de alguien que pese a tener una familia se siente solo y desamparado ante la vida, de alguien que vive en un mundo aparte y busca de forma desesperada la conexión a la felicidad. Con esta base y en el mejor de los sentidos, sin grandes alardes y menos aún, innecesarios artificios, "Anomalisa" levita sobre una melancólica historia de amor y amistad digna de "Lost in Translation" (la mayoría de la acción sucede entre las paredes de un hotel), lo cual no quiere decir que deje de lado gamberros retazos de humor negro, o que tenga además el descaro de plasmar una escena de sexo capaz de aglutinar mucha más credibilidad que muchas de las vistas en imagen real. En resumidas cuentas, una genialidad tan tierna y disfrutable como profundamente conmovedora que va directa al corazón. Touché.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es