Crónica Venecia 2015: "11 Minutes" sublime furia cinemática

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Venecia 2015: "11 Minutes" sublime furia cinemática

"Es el movimiento a través de un campo de minas. Caminamos al borde del abismo. Cada esquina esconde lo inimaginable y lo inesperado. El futuro vive sólo en nuestra imaginación. No podemos dar nada por seguro: ni en un día, ni una hora, ni incluso en un minuto. Todo podría acabar de la forma repentina de la forma que menos esperamos". Es la inmejorable carta de presentación que nos brinda el propio Jerzy Skolimowksi para el artefacto rotundamente cinemático que nos propone su furiosa y enajenada "11 Minutes".  

¿De qué va?

Un productor de cine estadounidense juega al gato y al ratón con una joven actriz mientras su marido intenta llegar a ella en la habitación del hotel donde está llevando a cabo la "audición"; un vendedor de hot-dogs vende salchichas a una joven punky y su perro tras dejarle su novio; un mensajero motorista esquiva de milagro a un marido celoso tras tener sexo con su mujer; un joven planea atracar una casa de empeños. Los mismos 11 minutos de la vida de varios personajes: jóvenes y viejos, ricos y pobres, en un día cualquiera en Varsovia.

¿Quién está detrás?

Uno de los pocos directores que ha conseguido premios en los festivales de Berlín, Cannes y Venecia, uno de los grandes nombres del cine europeo al que muy pocos siguen recordando. Es (y sigue siendo) Jerzy Skolimowski, director iconoclasta de la inolvidablemente sinuosa "El Grito", polaco septuagenario que este año vuelve a la carga en Venecia tras dirigir tan solo dos películas en el último cuarto de siglo. Eso sí, consiguiendo en su último film el quimérico reto que supone cerrar el pico a todo un Gallo

¿Quién sale?

Un reparto coral compuesto por Richard Dormer, Agata Buzek,Beata Tyszkiewicz y Mateusz Kościukiewicz.

¿Qué es?

Un artefacto furiosamente cinemático.

¿Qué ofrece?

Cierto es que ateniéndonos a su redundante punto de partida, sin fijarnos quien está tras ella, bien podríamos esperar una obra complaciente y efectista. Pero que nadie se equivoque, no estamos ante una nueva "Crash" más bien, todo lo contrario. "11 Minutes" es una película despojada de todo posible denuncia social y trasfondo melodramático que ante todo, se siente bruta y macarra, cuya mirada, descaradamente manipuladora (y en el mejor de los sentidos) directamente apunta a la idiosincrasia nihilista y no a la redentora. Una obra extrema que propone una inmersión en el artificio de la realidad para mostrarnos la volatilidad de la existencia humana, así como la naturaleza fracturada de este turbio mundo moderno en el que vivimos. 

Jerzy Skolimowski demuestra no haber perdido ni una pizca de su inconfundible garbo, de su vital nervio ni su provocativa mala baba, con la voraz y explosiva "11 Minutes". Apoyado en una narrativa multidireccional, en un reparto coral, su nueva película es un potente ejercicio de estilo, un demoledor juego de azar que sobre todo se articula a través de un montaje sublimemente frenético y febril donde tienen cabida múltiples saltos temporales (los minutos van atrás y adelante, las acciones se repiten desde puntos de vista diferentes), los constantes cambios en la perspectiva de cámara (del plano objetual al subjetivo), un juego de pantallas digno del cine de Brian De Palma o incluso, alguna que otra fuga que directamente nos llevan al lynchiano WTF (con guiño a "Carretera Perdida" incluido). Sobre estos subversivos mimbres, el veterano realizador polaco articula un vertiginoso artefacto que se siente rotundamente cinemático, una suerte de montaña rusa que se vive de forma tan inquietante como absorbente y enfermizamente entretenida, cuya misión, no parece ser otra que la deconstrucción narrativa del género en el que al fin y al cabo se enmarca; el thriller. Su imponente y asombroso clímax final pone la guinda a otra de las posibles favoritas a lucir galones en el palmarés final.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es