Crónica Sitges 2019: “Ride your wave” mar, camina conmigo

Autor: Elodie Mellado

Crónica Sitges 2019: “Ride your wave” mar, camina conmigo

Masaaki Yuasa desembarcó en Sitges y triunfó. Premio a la Mejor Película de la Sección Anima’t, concedido este año por el Jurado Joven, el esperado regreso al largometraje del genio del anime japonés ha enamorado a público y crítica con una propuesta mucho más accesible y depurada que su anterior obra, donde se sacude de sus demonios internos con una comedia romántica de tintes trágicos pero profundamente vitalista. 

¿De qué va? 

Cuando la surfista Hinako pierde al amor de su vida, el bombero Minato, este se le aparece en forma de agua para cumplir su promesa de seguir protegiéndola.

¿Quién está detrás? 

Masaaki Yuasa ya estaba muy presente entre los nombres más destacados de la animación japonesa de los últimos años, pero no fue hasta el estreno de su reimaginación de Devilman, personaje creado por Go Nagai, que acabó por ponerse en el radar de todos los forofos del anime. “Ride your wave" supone su tercer largometraje en solitario tras "Lu over the wall" y "Night is short, walk on girl", una continuación mucho más reposada en cuanto a su particular estilo de animación al que nos tiene acostumbrados y donde retoma tramas más amables que combinan la comedia romántica y la fantasía.

¿Qué es? 

"Your name"+ "Lu over the wall" 

¿Qué ofrece?

Si hablamos de la primera obra de Masaaki Yuasa en solitario, "Lu over the wall", nos encontramos una película de aventuras para todos los públicos que nos llevaba directamente a "Ponyo en el acantilado" de Hayao Miyazaki con una historia de humanos y sirenas muy musical donde ya se dejaban ver algunas de las señas que harían de su estilo uno de los más distintivos e imaginativos a la hora de entender la animación contemporánea. Lejos del estatismo y fotorealismo que emplean otros autores como el celebrado Makoto Shinkai, Yuasa apostaba por la deformación de los cuerpos y la irrealidad de los planos para transportarnos a mundos de imposible plasticidad que aprovechaban las posibilidades infinitas que nos ofrece la animación. Más tarde, en Night is short, walk on girl apostó por una historia mucho más adulta que llevaba su estilo a un nuevo nivel que más tarde explotaría hasta sus más insanas consecuencias en Devilman Crybaby. Quizá por eso, después de aventurarse en los terrenos más oscuros del alma y del anime, el bueno de Yuasa ha tenido que reposar volviendo a la fantasía y al romance con la que supone su película más entrañable y accesible hasta el momento, acercándose más al poso que dejan otros autores como Shinkai o incluso Hosoda. "Ride your wave" se erige así como una comedia romántica en el más clásico de los sentidos que utiliza la fantasía para contarnos una historia de superación, pérdida y encontrar nuestro propio camino, o como diría la protagonista, cabalgar nuestra propia ola. 

Con un humor muy universal, pero también muy japonés, asistimos a la perfecta historia de amor entre los dos protagonistas, tanto, que llega momentos que podría pensarse que está rozando la autoparodia, y más si tenemos en cuenta los antecedentes de su director. Pero “Ride your wave” se empeña en ser una de las películas más humanas de Yuasa, y lo consigue, precisamente alejándose de sus habituales trucos de mago que deslumbran en forma pero quizá ciegan en contenido, centrándose en esta ocasión plenamente en sus personajes, dejándoles espacio para crecer más allá del frenético artificio y habitando en un mundo cromáticamente inigualable desbancando por momentos a Makoto Shinkai como el rey del agua en el anime.


Publica un comentario

Sin valoraciones