Crónica Sitges 2018: "Under the silver lake" Southland Tales según Hitchcock

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sitges 2018: "Under the silver lake" Southland Tales según Hitchcock

Bien podríamos presentar "Under The Silver Lake" como la propuesta más delirante y arriesgada que, con permiso de "Lazzaro Felice", nos ha presentado la Sección Oficial de esta 71 edición del Festival de Cannes. Probablemente sea el éxito de sus dos anteriores películas lo que le ha llevado a David Robert Mitchell a tener el descaro de idear y articular una obra tan compleja y libérrima que tiene la transgresora virtud de fusionar “Southland Tales” con Hitchcock y, por ende, el clasicismo con el posmodernismo. Lo que vendría a ser una locura de lo más coherente, vamos.

¿De qué va?

En Los Ángeles, Sam, un chico desempleado de 33 años, sueña con ser famoso. Cuando Sarah, la joven y enigmática vecina, desaparece de repente, Sam decide buscarla y emprende una exploración obsesiva y surrealista de la ciudad que lo llevará a sumergirse en las profundidades más oscuras de la Ciudad de los Ángeles, donde tendrá que dilucidar desapariciones y misteriosos asesinatos en un contexto de escándalos y conspiraciones.

¿Quién está detrás?

Cada año el genero fantástico y de terror se renueva con nuevas propuestas, lenguajes y vueltas de tuercas que nos han dado joyas del cine como "Déjame Entrar", "Paranormal Activity" o sin ir mas lejos, el fenómeno "Rec". Pues bien, en 2015 "It Follows" estuvo llamada a dar la sorpresa convirtiéndose en un clásico instantáneo del género terror teen que suponía la segunda película de David Robert Mitchell tras su ópera prima "The Myth of American Sleepover". Un nuevo "American Graffitti" para un nuevo milenio que tuvo su estreno en la 2ª edición del Atlàntida Film Fest tras tener su premiere mundial en Sundance 2010 y la internacional en la Quincena de Realizadores de ese mismo año. Con su tercera película al fin toca techo y se presenta en Sección Oficial.

¿Quién sale?

Dos nombres de primer orden. Es el caso de Andrew Garfield en la piel de un joven que abraza la edad adulta con alma de teenager y Riley Keough, como esa suerte de figura fantasmagórica con la que se obsesiona perdidamente Sam y que directamente evoca a Kim Novak.

¿Qué es?

Un cruce entre "Southland Tales" y "Vértigo" pasado por el filtro de Thomas Pynchon, que bien podríamos presentar como el reverso surreal de "La La Land".

¿Qué ofrece?

"Under the Silver Lake" es una mezcla muy sui generis de cine negro, comedia detectivesca, suspense y romance. Un pastiche de géneros envuelto de un aura surreal tan bizarra como seductora, de un humor tan inteligente como chiflado que directamente nos lleva al universo de Thomas Pynchon, muy concretamente al de "Inherent Vice", entre sus múltiples referentes. Y es que la nueva película del responsable de "It Follows" lidia con desapariciones y misteriosos asesinatos en un contexto de escándalos y conspiraciones hasta desembocar en lo que bien podríamos señalar una pionera del pop noir. Es decir, una película similar a nada de lo que podamos imaginar, cuyo desconcierto sin embargo, atesora en su fondo un discurso intrínsecamente fiel y coherente respecto a las señas de identidad por las que se rige el retrato generacional y el interés por los ritos iniciáticos en el camino a la madurez que enmarca la breve, pero muy relevante obra de David Robert Mitchell.

Lo que "Under the Silver Lake" presenta es un constante choque entre el clasicismo y el posmodernismo, entre el lenguaje que definen y simbolizan dos culturas populares tan aparentemente opuestas y distantes. Es de este contraste que surge su discurso y mensaje, aquel que viene a decirnos que quizás no esté tan lejos uno del otro. O más bien, de la necesidad que tienen las nuevas generaciones de volver al punto de partida, de abrazar y empaparse de una época clásica a la que parece haber dado la espalda. Más que nada por que es precisamente en esta época donde se han germinado la singularidad de los iconos por los que hoy día los millenials se rigen. Los guiños en este sentido son tan constantes como estimulantes, tanto desde su carácter formal como conceptual. Es algo así como si "Southland Tales" se diera de bruces contra "La ventana indiscreta" o "Vértigo" para gestar una suerte de reverso de "La La Land". Y es que más allá de la obsesiva búsqueda de una figura que parece fantasmagórica, "Under the Silver Lake" nos ofrece asimismo una particularísima visión sobre la historia de Los Ángeles, una ciudad emblemática construida sobre sueños que aquí se sumerge en el más hilarante delirio. ¿Culto instantáneo? Apuesto por ello.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es