Crónica Sitges 2018: "Tumbbad" en las entrañas del cuento

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sitges 2018: "Tumbbad" en las entrañas del cuento

Responsable de inaugurar la Semana de la Crítica en la reciente Mostra de Venecia, la hindú "Tumbbad" llega a Sitges para imprimir una buena dosis de exotismo a la Sección Oficial. El debut del duo formado por Rahil Barve y Adesh Prasad es una insólita mezcla de terror folklórico y cuento moral envuelto de una hechizante atmósfera y marcado asimismo por la denuncia histórica y política.

¿De qué va?

La India, en el siglo XIX. Vinayak es el hijo bastardo del cacique de un pueblo decrépito llamado Tumbbad. El joven está obsesionado con encontrar un mítico tesoro enterrado en las proximidades de la villa; la búsqueda lo llevará a conocer brujas y dioses caídos, en un relato épico y fabuloso que se expande a lo largo de las décadas.

¿Quién está detrás?

Rahil Barve obtuvo un gran éxito con su cortometraje "Manjha" (2008). Adesh Prasad es cofundador de la productora Little Town Films. Para ambos, "Tumbbad" supone su debut en la dirección.

¿Qué es?

Tarsem Singh + los hermanos Grimm

¿Qué ofrece?

Una visionaria parábola fabulesca, suerte de sensorial cuento moral sobre la avaricia que se articula a camino entre el realidad y la fantasía, entre la reflexión política y la histórica, entre la tradición y el modernismo. Y es que la disfrutable y muy reivindicable “Tumbbad" nos sumerge de cabeza en un mundo donde se encuentran todos los extremos de la vida, donde lo ordinario choca con lo extraordinario, lo brutal con lo placentero. Una inabarcable inventiva la suya que, a través del hechizante universo propio que crea, muy enraizado por eso a la propia historia de India, nos habla de las contradicciones que marcan la occidentalización de un país marcado por el colonialismo y per ende, por las consecuencias que sacuden la época poscolonialista. 

Es bajo esta ambiciosa premisa que Rail Barve y Adesh Prasad exorcisan los estigmas que principalmente han sacudido su propio pueblo, aquellos que han provocado su ruina y destrucción partiendo desde dentro. El idealismo y la ausencia de valores (personales tanto como sociales) corrompidos por las ansias de riqueza o la reivindicación de una base cultural demolida, son algunas de sus principales líneas argumentales, aquellas que precisamente nos sumergen, nunca mejor dicho, en las entrañas de este terrorífico cuento. Si a ello sumamos su singular dispositivo formal, la artesanía y el cariño con la que teje y confecciona su magnético y escalofriante imaginario, desde luego que estamos ante otro de los más gratificares descubrimientos que nos ha brindado la Sección Oficial del presente Festival de Sitges.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es