Crónica Sitges 2017: "Drácula Barcelona" condes de la vanguardia

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sitges 2017: "Drácula Barcelona" condes de la vanguardia

Precisamente el año que Sitges dedica su 50 aniversario a la figura de Drácula desde Filmin rescatamos el proyecto perdido de Carles Prats“Drácula Barcelona” es la primera película producida por Filmin que participa en un festival de cine. Su estreno mundial ha tenido hoy lugar en el emblemático Casino Prado y por descontado, para todo aquel que no haya tenido la suerte de poder asistir hoy a Sitges, ya está al alcance de vuestra mano en nuestro catálogo. Como anillo al dedo, vamos. Os la contamos.

¿De qué va? 

En 1969, Jesús Franco y Christopher Lee rodaban El conde Drácula en Barcelona. Paralelamente, Pere Portabella daba cuenta de esa filmación, vampirizándola en Vampir-Cuadecuc. Drácula Barcelona relata la historia de esas películas hermanas entrevistando a quienes estuvieron implicados en su elaboración. 

¿Quién está detrás? 

Dirigido por Carles Prats que es, entre otros, el responsable realizador de “¡Cuchibiri, cuchibiri! La rumba de Peret” y “Loquillo leyenda urbana”. La producción corre a cuenta de la casa. Filmin sigue la senda iniciada con  "Barcelona, noche de verano" y "Barcelona, noche de invierno". 

 ¿Quién sale? 

Además de los dos grandes protagonistas, Pere Portabella y Jess Franco, "Drácula Barcelona" cuenta con las confesiones, más allá de una mera participación, de Christopher Lee, Jesús Franco, Pere Portabella, Teresa Gimpera, Arturo Marcos, Jeannine Mestre, Annie Settimo, Jack Taylor, Serena VerganoCarlos Aguilar, Jordi Costa, Álex Mendíbil y Esteve Riambau 

¿Qué es? 

 El cine dentro del cine en un mismo documental que plasma el encuentro entre dos cineastas que han impuesto su personalidad en los márgenes de la industria. Jess Franco desde el fantástico, el terror o el erotismo. Pere Portabella desde la experimentación y el compromiso político. Enfants Terribles unidos por la vanguardia. 

 ¿Qué ofrece? 

"El Conde Drácula" de Jess fue quien gestó "Vampir Cuadecoc" de Portabella y al revés. Esta es la historia de un proyecto único e incomparable en la historia del cine. Dos películas completamente opuestas, de tratamiento completamente distanciado, rodadas a la vez y compartiendo misma producción, mismo material. La figura que los unió no fue otro que el vampiro más famoso del universo. Pero lo que sobre todo, aquello que lo provocó fue el descaro, la insurrección y en definitiva, la desnudez con la que desde registros bien diferentes, ambos han concebido siempre su revolucionario cine. Tan lejos, tan cerca.  

A partir de impagables declaraciones de historiadores y expertos del cine tanto como de aquellos que participaron en el rodaje y por descontado, de los dos principales estiletes, Portabella y Franco, "Drácula Barcelona" confronta ambos procesos creativos. Aquí hay lugar para que Jess literalmente se cague en el "Drácula" de Coppola afirmando que no es más que una zarzuela, una mala ópera, y que nadie jamás ha adaptado de forma fiel y veraz la novela de Bram Stoker. También descubrimos que Christopher Lee finalmente aceptó trabajar en los Drácula de Franco para que el equipo de rodaje no se quedará sin trabajo. De hecho, sigue admitiendo que le parecen malas películas las cuatro. Y eso que en el caso de "El Conde Drácula" hablamos de una rareza dentro de la filmografía de Jess, ya que mas allá de la improvisación en la que se cimentaba su cine, en este caso resultó ser una película calculada y trabajada. Y estas son tan solo algunas de las impagables anécdotas que "Drácula Barcelona" nos regala. Se suponía que ambas películas se vampirizaron. Lo hicieron hasta día de hoy, hasta que Carles Prats nos ha demostrado que una germinó a la otra.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es