Crónica Sitges 2016: "The Love Witch" embrujados

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sitges 2016: "The Love Witch" embrujados

No lo vamos a negar, "The Love Witch" supone uno de los grandes descubrimientos por los que recordaremos esta nueva edición del festival de Sitges. Un sublime ejercicio de estilo retro que no contento con homenajear el empleo del Technicolor de los 60 es además capaz de reflexionar acerca de lo que supone el sentimiento de amor femenino con un desenfadado carácter subversivo. Embrujados, y de pies a cabeza.

¿De qué va?

Una joven bruja está empeñada en encontrar el amor a base de conjuros y pócimas que le permitan seducir a cualquiera. Cuando por fin encuentra al hombre de sus sueños, su deseo se convierte en desesperación, en locura y luego en...

¿Quién está detrás?

Sus cortos en 16mm así como "Viva" (20007), un largo en 35mm que diseccionaba la liberación sexual que aconteció durante los años 70 en San Fernando Valley, cuyo guión adaptaba libremente los libinidosos dibujos animados de "Playboy" de la época, prueban el gusto que Anna Biller tiene por la textura cinematográfica.

¿Quién sale?

Es otro de los grandes activos con los que "The Love Witch" nos embuja: el descubrimiento de Samantha Robinson. ¿Mejor Actriz de Sitges 2016? Encantos desde luego, le sobran.


¿Qué es?

Bien podríamos presentarla como un cruce entre "The Duke of Burgundy" y "Under the Skin" o si lo prefieren, como si Mario Bava rodara su "Gertrud".

¿Qué ofrece?

Dos son las distintivas virtudes por las que "The Love Witch" aspira a erigirse en una de las propuestas más singulares y definitivamente memorables de cuantas disfrutaremos en esta nueva edición de del Festival de Sitges. Por un lado, y por descontado, el sublime ejercicio de estilo retro que de ella emerge. Un deleite visual rodado en 35 mm que mediante su exquisito tratamiento de imagen, no solo homenajea los thrillers en Technicolor de los sesenta, sino que para su puesta en escena y cuidado trabajo de vestuario que por cierto, es la propia Anna Biller quien de forma artesanal durante años lo ha confeccionado, directamente se inspira en el musical "Vuelve a mi lado" de Vincent Minelli o incluso "Escalofrío en la noche" de Clint Eastwood. Sugerentes referentes para un ejercicio de perfeccionismo formal que se siente tan evocador como nostálgico y que se erige además, en el complemento perfecto para la particularísima reflexión argumental con la que "The Love Witch" nos hechiza. Y este no es otro que el desenfadado carácter subversivo con el que esta sofisticada obra de orfebrería es capaz de reflexionar acerca de lo que supone el sentimiento de amor femenino. En este sentido, las que Anna Biller construye son escenas que expresan las fantasías amorosas de la mujer en el mundo real proyectadas en la gran pantalla, creando situaciones que contraponen el esoterismo y la complejidad con el que el género femenino siente el amor, frente al simplista carácter hedonista masculino. Deliciosa.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es