Crónica Sevilla 2019: "Jeanne" el mito convertido en hito

Autor: Joan Sala

Crónica Sevilla 2019: "Jeanne" el mito convertido en hito

Bruno Dumont vuelve al legendario personaje de Juana de Arco para dar continuación a su aclamada "Jeannette", un musical radical que cantaba los textos clásicos de Charles Peguy ("El misterio de la caridad de Juana de Arco") con partituras que iban desde el hip-hop al heavy metal. Alejándose de la propuesta de su antecesora, "Jeanne" aboga por un tratamiento del todo solemne, una obra de gran calado existencial, suspendida en largos planos secuencia, que soterra y contiene el aura intrínsecamente burlesca por la que se distinguía su rompedora antecesora. Esta es la propuesta de Dumont en su reconquista por el Giraldillo de Oro, que ya ganara con "La Alta Sociedad".

¿De qué va?

Como Bresson y como Dreyer, Dumont retoma el personaje de Juana de Arco. Y, como los dos maestros, lo hace de una manera propia y radical. Si Jeannette, su otra película sobre el tema, era un musical burlón, aquí tenemos una imponente “película de acción gótica” (según el propio Dumont) con la Catedral de Rouen como majestuoso decorado. La historia de esta niña de furiosa inocencia enfrentada a la iglesia y a los poderes fácticos, caricaturescos señores, se apoya en una particular forma de mostrar su relación con la divinidad a través de las composiciones espaciales y la música, en una película tocada por la gracia.

¿Quién está detrás?

Definido por muchos como la mezcla imposible entre Pasolini y Bresson, el cine de Bruno Dumont se caracteriza por transformar lo anodino en obsceno, lo que cautiva a unos tanto como repele a otros. Podéis comprobarlo con vuestros propios ojos con la ganadora del Festival de Sevilla, "La Alta Sociedad" o sus primigenias "La Humanidad" o "La Vida de Jesús".

¿Quién sale?

Dos años después de ser la pequeña Jeannette en la película que abre esta trilogía, Lise Leplat Prudhomme retoma el papel de una Juana de Arco ya visiblemente adolescente cuya popularidad y temple le ha llevado a comandar las tropas francesas.

¿Qué es?

La otra cara de la moneda de "Jeannette, la infancia de Juana de Arco". 

¿Qué ofrece?

Supone la secuela del que bien podría significar el musical más inclasificable jamás rodado. Tan irresistible como agotadora, su predecesora "Jeannette" se centró en la infancia de Juana de Arco para articular una boutarde en toda regla que ridiculiza el emblema, que tiene el campechano descaro de erosionar todo el misticismo e ilustrismo que atañe al gran mito fundacional de toda una Francia desde la incipiente burla de su retórica, desde la deconstrucción musical más cínica y macarra, desde el registro paródico más desatado y absurdo. "Jeanne" adapta la segunda y tercera parte de El misterio de la caridad de Juana de Arco, escrita Charles Peguy, donde se narra la historia de Juana de Arco, sus batallas contra los ingleses, el juicio al que fue sometida y su histórica ejecución que la llevó a ser quemada en la hoguera. La sorpresa es mayúscula cuando comprobamos que, alejándose de la propuesta de su antecesora, "Jeanne" aboga por un tratamiento del todo solemne, una obra de gran calado existencial, suspendida en largos planos secuencia, que soterra y contiene el aura intrínsecamente burlesca por la que se distinguía su rompedora antecesora. Una mirada transgresora pero igualmente majestuosa e imponente que demuestra tener un gran respeto hacia la figura de una de las mártires mas emblématicas de la historia de Francia, también hacia las míticas obras predecesoras que la retrataron, como es el caso de la Juana de Arco de Bresson y Dreyer. Una propuesta que dentro de su radicalidad pivota asimismo sobre un trasfondo puramente emocional. Tanto es así que incluso los momentos musicales traslucen las que son probablemente sus secuencias mas sobrecogedoras y emocionantes. El mito convertido en hito.


Publica un comentario

Sin valoraciones