Crónica Sevilla 2017: "Las Guardianas" en tierra de hombres

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sevilla 2017: "Las Guardianas" en tierra de hombres

Cima del progreso, hogar de la libertad individual, cuna de la civilización y la cultura occidental desde tiempos inmemoriables. Ésta era la atmósfera que latía en el viejo continente, en la luminosa Europa de principios del siglo XX, antes de que la Gran Guerra hiciera acto de presencia. Los conflictos del pasado se antojaban meros recuerdos, y las tensiones bélicas formaban parte de las ínfulas de grandeza de los nostálgicos generales. Pocos fueron los que llegaron a imaginar que el conflicto entre el Imperio Austro-Húngaro y la nación serbia acabaría siendo el detonante del acontecimiento más funesto al que han estado expuestos los ojos de la humanidad. Xavier Beaouvois apunta con certero objetivo a una familia de campesinos en una remota villa rural francesa para mostrarnos el impacto que la I Guerra Mundial tuvo en su propio país, sí, pero también para reivindicar la figura de la mujer como ese pilar básico e imprescindible para que Francia pudiera progresar y levantar cabeza una vez finalizada la guerra. Tan lejos, tan cerca.

¿De qué va?

1915. Una madre y una hija han tenido que hacerse cargo de la granja del Paridier porque los hombres están en el frente. Trabajan de sol a sol y su vida sigue el ritmo de las labores del campo y de las escasas visitas de los hombres cuando tienen permiso. Hortense, la más veterana, rescata a una joven huérfana de los servicios sociales para que las ayude. Francine cree haber encontrado por fin una familia.

¿Quién está detrás?

"Las Guardianas" significa la nueva película del ganador del Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes por "De Dioses y Hombres", el director y también actor Xavier Beaouvois.)

¿Quién sale?

Encabezan el reparto Nathalie Baye (nominada hasta en siete ocasiones al César a la mejor actriz, ganadora del galardón en 1983 y 2006 y vista recientemente en "Sólo el fin del mundo") y su hija Laura Smet. El protagonismo sin embargo se la lleva la debutante, pelirroja sensual y memorable, Iris Bry. El futuro le pertenece.

¿Qué es?

Un complemento perfecto para la reciente ganadora de Nuevos Directores en San Sebastián, "Le Semeur", que presenta además claros ecos de "Días del Cielo".

¿Qué ofrece?

Con un siglo recién cumplido, la I Guerra Mundial sigue siendo un misterio que para muchos permanece sin resolver. Lo agitado de su estallido y la confusión diplomática a la que se vieron sometidas las naciones europeas hacen que cuando alguien nos pregunta, "¿por qué se desató la Gran Guerra?", muchas veces nos quedemos mudos ante la complejidad de la pregunta y su difícil sintetización. Bien podemos apuntar a la unificación italiana encabezada por Garibaldi, al nacimiento del gran Imperio Alemán, así como el declive de Austro-Hungría o la desintegración del Imperio Otomano. La reestructuración que provocó la I Guerra Mundial sin embargo, vino acompañada de radicales y profundos cambios sociales que se sintieron en los cimientos de la alta sociedad y que terminaron por consolidar a la burguesía como la fuerza motora de la Europa de principios de siglo. Es decir, un hecho funestamente histórico que asimismo conllevó un mundo nuevo que el cine se ha encargado de capturar desde todas las perspectivas posibles. 

En este sentido, "Las Guardianas" se sitúa en la I Guerra Mundial no solo para contarnos los horrores del conflicto desde las fracturas de lo íntimo, si no para reivindicar el papel de la mujer como un actor clave en la regeneración del país tras una guerra devastadora. Ellas fueron las que tomaron el testigo de los hombres y se encargaron, no solo del trabajo agrícola diario (aquel que históricamente se ha presupuesto para ser ejecutado por el hombre mientras la mujer se ocupa de servirles) si no también de hacerlo productivo, optimizarlo y evolucionarlo. Es decir, mujeres en tierra de hombres que no solo cumplen con creces, sino que lo mejoran. Un discurso muy reivindicable hoy día, de una vigencia indiscutible, que el director francés hilvana a través del carácter melodramático y (anti)romántico, desde una puesta en escena de corte muy solemne y clásico, que se cuece a fuego muy lento y se articula a través de cuidadas imágenes impresionistas. Y es que lo que "Las Guardianas" labran ante todo es el fuera de campo. La verdadera batalla no es la que se ganó metralletas en mano, la verdadera batalla fue la que sembraron y ganaron ellas en su campo. ¿La mujer como futuro del hombre? Evidentemente.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es