Crónica Sevilla 2017: "A Violent Life" la otra Sicilia

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Sevilla 2017: "A Violent Life" la otra Sicilia

La isla de Córcega en el ardiente verano es un paraíso turístico, pero más allá de su carácter paradisíaco, del ocio y regocijo, es también una isla acuciada por dos crónicos estigmas: el terrorismo nacionalista y la intrusión de la mafia. En efecto, la isla que "A Violent Life" nos dibuja es la otra Sicilia. Tras ser presentada en la Semana de la Crítica del pasado Festival de Cannes, la segunda película del realizador corso Thierry de Peretti compite por el Girladillo de Oro en el Festival de Sevilla.

¿De qué va?

En el fragor del movimiento de liberación de Córcega, la clandestinidad alberga peligrosos juegos en los que el terrorismo y la mafia se tocan, en una lucha independentista sin cuartel. En este clima, Stéphane recala en París, huyendo de su pasado en estas lides. A raíz de la muerte de un antiguo compañero, recuerda cómo pasó en los noventa de ser un joven de clase media con aspiraciones a radicalizarse y a tornar su vida en una continua persecución. Y se enfrenta así a la decisión de si acudir o no al funeral, un dilema que puede costarle la vida.

¿Quién está detrás?

Actor, director y productor, Thierry de Peretti nació en Ajaccio. Ligado siempre su obra a su originaria Córcega, "A Violent Life" supone su segunda película como director tras "Les Apaches", un debut contundente e impactante que, con claros ecos de Larry Clark, nos pintaba un crudo retrato del aspecto nihilista/hedonista de la juventud corsa privilegiada salpicado de racismo y hastío. Pues bien, ahora es turno del terrorismo.

¿Quién sale?

Como es habitual en el cine de Thierry de Peretti, "A Violent Life" presenta un elenco encabezado por un actor corso no profesional, como es el caso del protagonista Jean-Marc Michelangeli, quien brilla en una interpretación rebosante de nervio y naturalidad.

¿Qué es?

Terrorismo vs. Mafia.

¿Qué ofrece?

Presente sobre todo en Córcega y algo menos en Francia, en su período de actividad armada durante la década de los 90, el FNLC llevó a cabo aproximadamente un millar de asaltos, además de atentados con dinamita y robos a mano armada contra bancos, edificios públicos civiles y militares, estructuras turísticas y todo lo que estaba relacionado con el Gobierno francés en la isla. Pero también se enfrentó a la incursión e irrupción de la Cosa Nostra en la isla con la supuesta intención de proteger Córcega de la construcción inmobiliaria a manos de la mafia y sus entramados intereses urbanísticos. Y como todo enfrentamiento que se tercie, siempre se cobran víctimas que en la mayoría de los casos resultan ser aquellos más vulnerables y manipulables. Como lo es este fresco de juventud corsa a la deriva que en "A Violent Life" es protagonista.

Así es. De Sicilia a Córcega. De la mafia al terrorismo. "A Violent Life" nos sumerge en las entrañas del FNLC en su lucha por acabar con la que ellos llaman, "colonización de Francia". Y lo hace desde el prisma autóctono de una juventud revolucionaria e idealista cuyos anhelos nacionalistas, independentistas y marxistas acaban por someterse a merced de los intereses políticos, privados y económicos de los altos cargos de la clandestina organización terrorista. Sus arraigados valores y principios al supuesto servicio de una nación, erosionados por la extorsión y la corrupción al exclusivo regocijo de aquellos contados peces gordos que mueven los hilos desde sus acomodadas poltronas. Defensores de su tierra inevitablemente convertidos en títeres sin cabeza y, en consecuencia, víctimas del crimen organizado contra el que supuestamente luchan pero al que involuntariamente se acaban debiendo. Paradójico el conflicto, pero ante todo dramático, de ámbito local en este caso, pero también de un cariz preocupantemente universal. Lazos desangrados por la rabia ingobernable y la realidad impenetrable de una juventud manipulada cuyos principios acaban siendo demolidos. "A Violent Life" es una obra de tremenda personalidad, impregnada de un realismo áspero y crepuscular que no da lugar alguno a la espectacularidad, aunque si al abrupto empleo de una violencia desgarradora.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es