Crónica Indie & Doc Fest: "A Corner Shop" su lugar en el mundo

Autor: Filmin

Crónica Indie & Doc Fest: "A Corner Shop" su lugar en el mundo

Seguimos con nuestro especial dedicado a Indie&Doc Fest con "A Corner Shop", el único documental de la edición que nos desvela el particular caso de Picnic Cat, una empresa social coreana que ayuda a jóvenes que han abandonado los estudios a incorporarse al mercado laboral. Con un estilo weismaniano, la directora coreana Lee Suk-gyeong se introduce en las cocinas de esta curiosa empresa que no solo ofrece un sueldo y una responsabilidad a aquellos que han sido expulsados del tejido social, si no también una comunidad a la que recurrir y sentirse acogido.

¿De qué va?

Picnic Cat es una empresa de carácter social que prepara y reparte almuerzos. Creada hace ocho años por jóvenes y adultos con recursos escasos para ayudar a personas jóvenes que han abandonado el sistema básico de educación. Desde sus comienzos con una tienda pequeña con beneficios de menos de 10 millones de Won en la primavera de 2014, el negocio ha aumentado sus beneficios hasta 50 millones de Won en un periodo de tres años. ¿Qué les ha pasado a los trabajadores de Picnic Cat en esos años? "A Corner Shop" es la historia de cómo la vida de los trabajadores de Picnic Cat oscilaba entre su propia supervivencia y ayudar a los demás a la misma vez que su tienda crece con ellos. 

¿Quién está detrás?

Activista feminista y una de las directoras veteranas de Corea, Lee Suk-gyeong empezó su carrera con “The Day After”, no confundir con la película del mismo título de Hong Sangsoo, donde ya exploraba desde una perspectiva íntima y cercana la desestructuración de una pareja en crisis. Ahora, pasa del drama al documental con “A Corner Shop”, una película que ha rodado durante cinco años, momento en el que empezó a interesarse por esta peculiar tienda de su barrio. 

¿Quién sale? 

Los trabajadores de Picnic Cat son los únicos protagonistas de este documental observacional que les da la voz a ellos. Sus miedos, sus dudas y esperanzas son el motor humano que permite a la directora explorar a esta generación perdida de jóvenes surcoreanos que han decidido abandonar los estudios ante la falta de interés en lo que ese futuro laboral les deparaba.

¿Qué es? 

Corea bajo la influencia de Wiseman. 

¿Qué ofrece? 

El desempleo juvenil o el abandono escolar es un problema tan real en España como en Corea, síntomas y consecuencias de una sociedad asentadamente capitalista para las que el ser humano es una cifra productiva más. Ante esta desoladora perspectiva se encuentran los jóvenes de Picnic Cat: han abandonado los estudios por falta de interés y su escasa formación profesional les aboca a un futuro de precarias ofertas laborales o directamente el desempleo. Y es aquí cuando lo social y colectivo se muestra como una herramienta indispensable de cambio y ayuda para esta juventud desorientada que quizá lo único que necesitaba era un poco de guía. En Picnic Cat vemos la evolución y maduración de un grupo de jóvenes surcoreanos que, gracias a la confianza de los impulsores de la iniciativa, van desarrollándose vital y laboralmente a lo largo de los años en los que la empresa va creciendo con ellos. No todo es idilio en el documental de Lee Suk-gyeong, y también nos enfrentamos a la contradicción de muchas empresas sociales, que deben luchar por sobrevivir sin pervertir su espíritu altruista. Pero no es fácil. Curioso le resultará al espectador el fragmento del documental dedicado a la crisis sanitaria del MERS que sufrió Corea del Sur hace unos años, que obligó a poner en cuarentena al país, haciendo sufrir a la economía y a las pequeñas empresas. Lo que nosotros estamos experimentando en nuestras propias carnes ahora es historia antigua en Corea, ya acostumbrados a lidiar con otras pandemias. En esta crisis, vemos cómo los trabajadores de Picnic Cat tuvieron que ingeniárselas a costa de sus propios derechos para poder sobrevivir, sin mucho apoyo aparente del gobierno. “A Corner Shop” es así una historia de superación, de segundas oportunidades y de entrega colectiva para construir una sociedad mejor, que no deje atrás a nadie y permita crecer a las personas a su propio ritmo, y no al impuesto.


Publica un comentario

Sin comentarios