Crónica Gijón 2019: "The Beach Bum" fumata verde

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Gijón 2019: "The Beach Bum" fumata verde

Su inmejorable carta de presentación llegó de manos del propio Harmony Korine"mi nueva película será una comedia sobre fumadores de marihuana algo depresivos, en el espíritu de Cheech y Chong. La acción tiene lugar en Key West, en el extremo sur de Florida. Me gustaría ver la película, cuando se estrene, en salas que lancen ráfagas de humo de marihuana. Es posible que en algunos estados, como el de California, ya se haya legalizado este medicamento para uso médico. Por el momento tenemos contactadas hasta treinta salas" . Pues bien, empezamos por decir que a pesar de que volver al Odorama finalmente no ha fue posible, el aroma a desparrame de "The Beach Bum" trasciende la pantalla.

¿De qué va?

"The Beach Bum" sigue las surrealistas desventuras de Moondog, un hombre rebelde y adorable que vive la vida a lo grande.

¿Quién está detrás?

Parecía que tras ese instantáneo clásico de culto que resultó ser "Spring Breakers", la nueva 'perla' de Harmony Korine sería un film de gansters sureño, familiar y criminal protagonizado, nada más y nada menos, que por Al Pacino, Robert Pattinson, Idris Elba, Benicio del Toro y como no, nuevamente James Franco. ¿El problema? Allá por el mes de enero de 2017 Korine anunciaba que tras desacuerdos con uno de los integrantes del casting la producción (hagan sus apuestas) se veía pospuesta sin nueva fecha confirmada ¿Solución? ponerse manos a la obra con otro nuevo y 'oloroso' proyecto. Dicho de otra forma, "The Beach Bum"

¿Quién sale?

Un Matthew McConaughey en su salsa y en estado de gracia, a camino entre El Nota de "El Gran Lebowsky" y Pocholo. Le acompañan Isla Fisher, Zac Efron, Snoop Dogg, Jonah Hill y un Martin Lawrence que nos regala una de los momentos más desternillantes y memorables de "The Beach Bum" parodiando al Bubba de "Forrest Gump". Aunque en este caso cambiando gambas por delfines. 

¿Qué es?

El propio Korine lo define como "un cruce entre una película de Cheech & Chong, Scarface y Scarecrow". A estas referencias cabe añadir John Waters, Jackass y "El Gran Lebowsky" y "The Comedy"

¿Qué ofrece?

El relativo cambio de rumbo que "Spring Breakers" atisbaba en el cine de Harmony Korine lo certifica plenamente "The Beach Bum". De hecho, basta con echar la mirada hacia atrás para constatar que su primigenio cine siempre se ha caracterizado por incorporar cuerpos deformados, suciedad, enfermos mentales y pobreza de suburbio. Una parte de la sociedad americana completamente marginal, raramente reflejada en la gran pantalla, que siempre ha retratado desde un tratamiento formal muy punky y muy cercano al trash (de "Gummo" a "Trash Humpers" pasando por "Julien Donkey Boy"). 

En el caso de sus dos últimas películas sin embargo, Korine sigue centrando su objetivo en personajes igualmente esquinados, sí, protagonizados en ambos casos por dos 'guaperas' como Matthew McConaughey y James Franco a quienes caracteriza, más bien caricaturiza, de forma exacerbadamente bizarra. Dicho de otra forma, los guapos son aquí igualmente feos. Donde encontramos el principal salto en cambio, es en un tratamiento formal mucho más preciso, ampuloso y absolutamente estilizado. Es decir, la noche y el día. Y es que en efecto, "The Beach Bum" se revela en una irreverente comedia sobre un inclasificable crápula muy bien acaudalado que se embarca en una odisea extremadamente nihilista, prácticamente abyecta. No por ello, igual que de forma desmedida priman el sexo, las drogas y un peculiar sentido del humor muy políticamente incorrecto, quiere decir que no podamos atisbar en ella una extrañada y sentida ternura. Que dos de sus secuencias mas memorables bailen al ritmo de dos de los temas más míticos de The Cure, da buena cuenta de ello. Lo que vendría a ser un desparrame en su superficie, es un artefacto fílmico del todo medido y preciso en su esencia. Un divertimento gamberro, suerte de odisea extravagante y desprejuiciada pero de espíritu adorable y cinematográficamente sublime, ante la cual queda prohibida la indiferencia. En definitiva, esto es cine. Enjoy the ride.



Publica un comentario

Sin valoraciones