Crónica Gijón 2018: "Yara" la esencia de la vida

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Gijón 2018: "Yara" la esencia de la vida

Probablemente sea la película más bella y entrañable de cuantas nos ha ofrecido la Sección Oficial del Festival de Gijón en la presente edición. Una línea de programación que si ha tenido un principal nexo en común, ese ha sido el humanismo, también al arraigo a unas raíces, a la profunda comunión con la naturaleza por el que se han regido los entornos que habitan muchas de las propuestas presentadas, tanto en Sección Oficial como en secciones paralelas. De "Zaniki" a "Tarde para morir joven" pasando por "La Prière","Entrialgo" o ahora, la deliciosa y luminosa "Yara", una película orgánica y envolvente donde las haya que extrae pura poesía de sus imágenes. Una poesía que el realizador iraquí Abbas Fahdel extrae desde la luz y la cámara, más allá del empleo de la palabra.

¿De qué va?

Líbano, montañas entre valles, cuatro o cinco animales de corral y una casa con dos mujeres: Yara, adolescente huérfana de guerra, y su abuela. Y en ese medio de la nada aparece un compañero de amor primerizo con el que jugar al enamoramiento, tontear enredando, bromear inconscientes y consolarse de la tristeza que está llegando porque él se irá en breve a Australia. 

¿Quién está detrás?

Responsable de dirigir el colosal documental "Homeland (Iraq Year Zero)" –ganador del premio al mejor largometraje del festival Visions du Réel que seguía a una familia iraquí durante 17 meses (desde febrero 2012) en una película dividida en dos partes (antes y después del ataque) y que nos mostraba cada uno de los episodios de una vida cotidiana necesariamente interrumpida por el horror de la guerra de Irak, Abbas Fahdel nos regala ahora una película completamente diferente que tuvo su premiere mundial en el reciente Festival de Locarno. Veremos que nos depara la siguiente.

¿Quién sale?

"Yara" está protagonizada por actores no profesionales, algunos de ellos incluso los propios habitantes de la remota región en la que está rodada. A destacara el arrebatador naturalismo con el que la joven Michelle Wehbe da vida a "Yara". 

¿Qué es?

Ha sido el propio Abbas Fahdel quien reconoce haberse inspirado en "La joven" de Luis Buñuel, así como "Al azar, Baltasar" y "Mouchette" de Robert Bresson. Asimismo, "Yara" bien podría ser presentada como un cruce entre el cine de Jafar Panahi y Mia Hansen-Løve.

¿Qué ofrece?

Inicialmente planteada para ser rodada en la campiña francesa, por cuestiones de financiación, "Yara" ha sido finalmente rodada en una remota aldea rural del Líbano. Suerte de villa colgante que pende de unas montañas en un hermoso y esbelto paisaje rural en el cual apenas quedan ya habitantes. Entre ellos encontramos a la joven que da nombre al título de la película, adolescente huérfana de guerra que vive con su abuela. Y en efecto, él que pueblan es un entorno idílico en vías de extinción. Un lugar allá donde el conflicto, tanto político, como religioso, así como el extremado conservadurismo que caracteriza a la sociedad libanesa, apenas azota, aunque sí asoma. Es bajo este embriagador universo que surge una sensible y preciosa historia sobre el primer amor. Una love-story que no entiende de barreras entre documental y ficción, que bien funciona como hechizante celebración de la inocencia a su vez que obvia en todo momento profundizar en el registro melodramático aún y prestándose su contexto de lleno a ello. La luz que ella desprende oculta la oscuridad que acecha. De hecho es una obra que rebosa armonía y que parece rodado por un orfebre agreste, alguien capaz de irradiar el mas hipnótico artificio estético partiendo de un tratamiento intrínsecamente naturalista. Y es que es la espléndida y lozana localización en la que está rodada su principal protagonista. También su fascinante dirección de fotografía, sus prodigiosos encuadres y movimientos de cámara. Es la que verdaderamente da un poso precioso y memorable a este sugerido grito de rebeldía que transita una cotidianidad marcada por el amor hacia el entorno, hacia los seres queridos y los animales. En definitiva, la esencia de la vida. Un remanso de paz y calma que ante todo protege de toda posible amenaza ese verdadero tesoro que es la infancia.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es