Crónica Gijón 2016: "Paradise" a las puertas del cielo

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Gijón 2016: "Paradise" a las puertas del cielo

“Aquello que ha pasado es tan solo un aviso. Debe ser continuamente recordado. Fue posible que pasar en su momento y sigue siendo posible que pueda volver a suceder en cualquier minuto. Solo desde el conocimiento puede prevenirse". "Paradise", la que de buenas a primeras bien podríamos presentar como la "La Lista de Schindler" de Andrei Konchalovsky, toma como punto de partida las palabras del filósofo alemán Karl Jaspers para enarbolar un homenaje exquisito a las víctimas rusas de la II Guerra Mundial. Tras hacerse con el León de Plata al Mejor Director en la reciente Mostra de Venecia, donde pudimos verla en primicia, "Paradise" desembarca en Gijón. Recuperamos crónica.

¿De qué va?

Paradise cuenta la cautivadora historia de tres individuos cuyos caminos se cruzan en la plena devastación que sacudió los últimos días de la II Guerra Mundial. Ellos son Olga (una aristócrata rusa y judía prisionera de los nazis) Jules (un colaboracionista francés de los nazis) y Helmut (un alto cargo de las SS).

¿Quién está detrás?

A las puertas de cumplir los 80 años de edad, Andrei Konchalovsky, mítico colaborador de Tarkovski, también director de "Tango & Cash" o "Homer & Eddie", confirma la plena buena forma que demostró recuperar con "El cartero de las noches blancas", a competición en Venecia 2014.

¿Quién sale?

Cuenta con las soberbias interpretaciones de Julia Vysotskaya (quien ya trabajara a las órdenes de Andrei Konchalovsky en "El León en Invierno") y Christian Clauß ("Reckless")




¿Qué es?

"La lista de Schindler" rusa.

¿Qué ofrece?

Un homenaje espiritualmente profundo y estéticamente exquisito hacia las víctimas rusas de la II Guerra Mundial, que tiene en el poderío del monólogo confesional y el examen de conciencia, en su pulcra propuesta monocromática y un sorprendente, diría insólito, empleo del found footage (que lo plasma a partir de sobreimpresiones respecto a la imagen ficcional) sus principales señas de identidad. Ellos son los distintivos recursos principales de los que el veterano Andrei Konchalovski se vale para expiar mediante este elegante, imprevisible y personalísimo homenaje a las víctimas rusas que cayeron a manos de los nazis durante la II Guerra Mundial. Un homenaje tan sentido como luminoso (sí, luminoso) que no solo reivindica el poder del amor como principal arma para vencer el más absoluto mal, sino que también incide en la capacidad del conocimiento para confrontar la retórica del odio.

Es por ello que la que "Paradise" presenta bien podríamos señalarla como una propuesta ciertamente radical que parte de una estimulante ficcionalización del documental confesional. Como una mirada tan desconcertante a nivel narrativo como distinguida a nivel formal que sin embargo, paradójicamente abraza la accesibilidad por la que se rigen las grandes producciones más clásicas y populares Aquellas que precisamente dan pie a los títulos históricamente más reconocidos que tratan la vida en los campos de concentración: desde "La lista de Schindler" a "Sin Destino" pasando por "El Diario de Ana Frank". Hablamos de la que es su virtud de mayor alcance, aunque ni mucho menos la más destacable. Más aún teniendo en cuenta el potencial que "Paradise" demuestra atesorar, no solo para plasmar en ruinas humanas las grandes ilusiones de varias generaciones azotadas por la vileza más atroz, sino para reivindicar desde un carácter artístico tan refinado como arriesgado, una memoria histórica que hoy día se antoja más necesaria que nunca de infundir en las nuevas generaciones. Y es entonces cuando volvemos a las palabras de Karl Jaspers, así como también a "Austerlitz".



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es