Crónica Gijón 2011: Se avecina tormenta

Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Gijón 2011: Se avecina tormenta

Es lo que Michael Shannon se huele y a lo que "Take Shelter" apunta. ¿Sorpresas? La primera es que Jeff Nicohls no dispara en una sola dirección, la segunda, que en todas da en el blanco. Así es, uno de los títulos más esperados del año por filmin ha llegado al fin a nuestros ojos, erigiéndose en una forma inmejorable de dar el pistoletazo de salida a la 49 edición del FixXixón.

¿De qué va?

Un padre de familia de clase obrera en la América rural profunda comienza a sufrir unas fuertes alucinaciones apocalípticas que no sabe si responden a una enfermedad mental o a una premonición real.

¿Quién está detrás?

Su director es Jeff Nichols, nueva referencia indieresponsable hace tres años de "Shotgun Stories," una joya indie incluída nada más y nada menos que entre las 20 Mejores Películas del año por Roger Ebert y que, para variar, permanece inédita en España. Lo hacía gracias a un relato de tragedia clásica que retrata la guerra entre dos familias (dos grupos de hermanos) por la muerte de uno de ellos. Situada en los blancos campos de algodón del sur de Arkansas y mostrando con gran crudeza y loable sutilidad cuán lejos se puede llegar por defender el honor y los derechos de su propia familia. Ahora llega la segunda, como quien dice, más y mejor.

¿Quién sale?

Con esa mirada triste, intensa, penetrante, y con una presencia física que evoca incluso al Frankenstein de Mary Shelley, posiblemente no haya hoy día un actor americano mejor que Michael Shannon, ni en el cine ni tampoco en la televisión, ni tan siquiera en el teatro. Como ya hiciera en “Shotgun Stories,” su talento es aprovechado de forma excepcional por Jeff Nichols en la devastadora “Take Shelter,” esta vez acompañado por la nueva sensación Jessica Chastain ("The Tree of Life"). Todo un lujo.

¿Qué es?

La última ola + Safe

¿Qué ofrece?

Tormenta o no, lo que si certifico que se acerca a nuestras salas (llegará de la mano de Avalon) es un cautivador torrente cinematográfico que de buenas a primeras nos lleva por la senda de un thriller que huele a Hitchcock o incluso a Polanski, que  repentinamente gira hacia un drama doméstico de tintes malickianos y que aún y así, nunca logra liberarse de una amenaza sobrenatural deudora del mejor Shyamalan (es decir, "El Protegido" y "El Incidente"). ¿Destino? Una atronadora metáfora sobre el sentir general de una sociedad fustigada por una crisis socio-económica devastadora que también llega a la América rural profunda. ¿que hacer ante semejante panorama? No queda otra, todos a cubierto.

Por tan sugesiva ruta nos conduce el poderío interpretativo de dos de los mejores rostros que Hollywood puede tener hoy día en escena y por la cadencia de un tempo narrativo modulado con una gran contención, que crea una atmosfera densa, condensada, que no necesita de grandes alardes para impregnarnos de su incontestable poderío sensorial. Se dice que las grandes historias se cuentan a través de pequeños detalles. Pues esto es precisamente lo que hace "Take Shelter," sin duda, una de las propuestas más sugerentes con las que el cine indie norteamericano nos obsequia este año.

Publica un comentario

Sin comentarios