Crónica Donosti 2018: "Beautiful Boy" di no a las drogas

Autor: Gerard Cassadó

Crónica Donosti 2018: "Beautiful Boy" di no a las drogas

Tras la demoledora "Alabama Monroe", por la que fue nominado a un Oscar, el belga Felix van Groeningen nos repite que la paternidad no es ningún camino de rosas. En esta ocasión, Steve Carell sufre de lo lindo por culpa de su hijo, un adolescente adicto a las drogas interpretado por el chico de moda en Hollywood, Timothée Chalamet. 

¿De qué va?

David Sheff (Steve Carell) siempre ha mantenido una relación envidiable con su hijo Nic (Timothée Chalamet), de quien obtuvo la custodia tras divorciarse de su madre. Nic ha sido siempre un chico ejemplar, pero al llegar la adolescencia empieza a experimentar con las drogas y acaba sufriendo un grave problema de adicción. La confianza entre padre e hijo se va a ver seriamente deteriorada cuando Nic se vea incapaz de superar el bache.

¿Quién está detrás?

El belga Felix van Groeningen, que logró que su nombre se hiciese conocido en todo el mundo gracias a "Alabama Monroe" (2012), un drama musical sobre el duelo de unos padres tras la pérdida de un hijo que fue premiado en múltiples festivales y logró la nominación al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa. En realidad, Van Groeningen ya tenía una larga trayectoria en su país, pues había dirigido tres películas previas, entre ellas "Miss Fortunates" (2009), seleccionada en Cannes. Antes de "Beautiful Boy" dirigió "Belgica" (2016), premiada en Sundance pero inédita en España.

¿Quién sale?

Para su primera película en Hollywood Van Groeningen ha contado con dos estrellas indiscutibles: Steve Carell, cada vez más acostumbrado al drama pese a tener ADN de cómico, y Timothée Chamalet, cuya popularidad ha crecido a pasos agigantados tras protagonizar "Call Me By Your Name" (Luca Guadagnino, 2017). La ganadora del Globo de Oro Maura Tierney es el tercer nombre de peso del cartel.

¿Qué es?

"Diario de un rebelde" (Scott Kalvert, 1995) + "Heroína" (Gerardo Herrero, 2005).

¿Qué ofrece?

Es probable que si uno tuviese una charla con Felix van Groeningen una tarde en una cafetería se replantease muchísimo sus ganas de ser padre. Sus dos películas más conocidas retratan dolorosas experiencias en las que padres sufridores deben hacer frente a la pérdida del hijo al que conocían. De un modo literal en "Alabama Monroe", uno de los dramas más duros que ha visto el cine europeo en los últimos años, y de manera más figurada en "Beautiful Boy". Y es que como dice en la película una madre que acaba de perder a su hija por sobredosis, cuando un ser querido se engancha a las drogas va perdiéndose poco a poco en un callejón que conduce directo a la muerte, y va dejando parte de su identidad por el camino., lo que avanza el luto mucho antes del desenlace final.

El "chico maravilloso" al que alude el título es, a ojos de David Sheff (en cuyo libro se basa la película) su hijo Tim, con el que mantiene una estrecha relación de confianza. Precisamente de la muerte de la confianza nos habla esta película. Cuando dejas de conocer a la persona a la que amas, cuando se te revela como un ser totalmente desconocido, cuando dejas de saber qué puedes esperar de ella, algo muere irremediablemente.

Los rótulos finales con los que la película traslada el caso particular que nos ha narrado a una escala superior desvelan que estamos ante un drama social que pretende alarmarnos sobre esa lacra llamada drogadicción que a veces parece haber quedado en el olvido, como si hubiese pasado de moda. Van Groeningen es consciente del material que tiene entre manos, aunque no renuncia a algunas de sus señas de identidad, como el uso predominante de la música en las escenas de transición. Tratando el tema que trata, llama la atención su luminosidad, que aleja el look de la película al máximo de la sordidez. Y aunque a veces subraye en exceso su mensaje, el film no renuncia a la complejidad, al preguntarnos, por ejemplo, si es posible que un padre se rinda ante una situación imposible y abandone a su hijo a su suerte.


Publica un comentario

Sin valoraciones