Crónica Donosti 2017: "The Captain" hombres de uniforme

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Donosti 2017: "The Captain" hombres de uniforme

Quién lo diría, la nueva película del director de las sagas de "Insurgente" y "Red" se encumbra entre nuestras favoritas de Sección Oficial. Así es, y es que por extraño que pueda parecer, la ocasión bien lo debe merecer. Tras jugar la liga major en Estados Unidos el realizador alemán Robert Schwentke regresa a su tierra natal para rodar “The Captain”. La vuelta le sienta tan bien.

¿De qué va?

En los últimos momentos de la II Guerra Mundial, un soldado de 19 años, andrajoso y hambriento, roba el uniforme de un capitán. Haciéndose pasar por un oficial, reúne a un grupo de desertores y comienza a matar y saquear a su paso a través de la golpeada Alemania nazi.

¿Quién está detrás?

“El Capitán” supone el retorno a Alemania del guionista y director Robert Schwentke, quien se estrenó como director en Alemania con el thriller Tattoo (2002), al que siguió Eierdiebe (Las joyas de la familia, 2003). En 2005 llegó su debut americano, Flightplan (Plan de vuelo: desaparecida), protagonizado por Jodie Foster. En la última década ha seguido trabajando en EEUU, donde ha dirigido The Time Traveler’s Wife (Más allá del tiempo, 2009), Red (2010), R.I.P.D. (R.I.P.D. Departamento de policía mortal, 2013), y las dos entregas de la Serie Divergente, Insurgent (Insurgente, 2015) y Allegiant (Leal, 2016).

¿Qué es?

"Saló" llevada a un campo de concentración

¿Qué ofrece?

Resultan infinitas e inabarcables la cantidad de películas que se enmarcan sobre la II Guerra Mundial y sí, la mayoría de ellas se repiten y solapan en cuanto a construcción argumental. No es el caso, sin embargo, de la estilizada y rupturista “The Captain”, una mirada indiscutiblemente arriesgada y descarada merced del novedoso enfoque sobre el que se enmarca. Y este no es otro que el estrambótico retrato y consecuente desarrollo de la decadencia de la vileza en los últimos días de la II Guerra Mundial. “The Captain” rose revela así en una suerte de grotesco bodevil que bajo un tono soterradamente paródico y punzantemente cínico, dinamita tabús y reflexiona ante la inherente maldad del ser humano que emerge bajo el manto del poder. ¿Cuestión de uniforme? ¿Pasa ahora y pasaba entonces aunque el contexto histórico sea aparentemente diferente? Paralelismo que probablemente Schwentke haya tenido en mente. Si a esta provocativa reflexión y esta valiente concepción sumamos su exquisito empleo del blanco y negro y su iirreverente honestidad argumental, tenemos en este hilarante y desalmado festín de atrocidades una favorita potencial a brillar con luz propia en el palmarés final.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es