Crónica Donosti 2017: "No intenso Agora" la quimera de la revolución

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Donosti 2017: "No intenso Agora" la quimera de la revolución

De ella avisamos en nuestra previa. Programada en la ecléctica y emergente sección competitiva de Zabaltegi-Tabakalera, "No Intenso Agora" llega al Zinemaldi tras irrumpir en la pasada edición de la Berlinale. Fue la mejor película que entonces disfrutó un servidor y probablemente también sea la joya de la corona de esta 65 edición del Festival de San Sebastián. 

¿De qué va?

Realizada tras el descubrimiento de un metraje amateur rodado en China en 1966, durante la primera y más radical fase de la Revolución Cultural, No intenso agora habla de la naturaleza fugaz de los momentos de gran intensidad. Las secuencias de China se disponen junto a imágenes de archivo de los acontecimientos de 1968 en Francia, Checoslovaquia y, en menor medida, Brasil. Siguiendo la tradición del film-ensayo, sirven para investigar cómo la gente que tomó parte en esos acontecimientos siguió adelante después de que las pasiones se enfriasen. El material, de archivo en su totalidad, no solo revela el estado de ánimo de quienes aparecen filmados –alegría, encanto, miedo, decepción, desaliento- sino que también arroja luz sobre la relación entre un documento y su contexto político. ¿Qué puede decirse de París, Praga, Río de Janeiro o Beijing al mirar las imágenes de esa época? ¿Por qué cada una de esas ciudades produjo un tipo concreto de documento

¿Quién está detrás?

João Moreira Salles ha dirigido, entre otros, los documentales Futebol (1998), codirigido con Arthur Fontes, Jorge Amado (1994), Noticias de uma guerra particular (1999), codirigido con Kátia Lund, Nelson Freire (2003), Entreatos (2004) o Santiago (2007). En 1985 fundó la compañía VideoFilmes, que ha producido títulos como Central do Brasil (Estación central de Brasil, 1998), Cidade de Deus (Ciudad de Dios, 2002) o Madame Sata (2002), así como todos los documentales del aclamado cineasta brasileño Eduardo Coutinho.

¿Qué es?

La mejor película que probablemente se pueda ver en esta 65 edición del Festival de San Sebastián.

¿Qué ofrece?

La revolución como utopía. En 1966, durante una gira cultural de China, la madre del director João Moreira Salles capturó mediante su propia cámara de vídeo sus impresiones del país y de su gente. Cuarenta años más tarde, su hijo descubre este material y decide ensamblarlo comentando las imágenes tomadas por su entusiasta madre a su vez que cita las impresiones del autor italiano Alberto Moravia, que también viajó por China y pudo observar de cerca las políticas maoístas. El viaje de su madre durante el primer año de la Revolución Cultural también es un punto de partida para la exploración de otras sociedades en medio de la agitación que supone embarcarse en un proceso de revolución. Utilizando imágenes de archivo cuidadosamente tratadas y seleccionadas, "No Intenso Agora"analiza el golpe brasileño de 1964 y el final de la Primavera de Praga en agosto de 1968. También regresa repetidamente a los disturbios parisinos de mayo del 68 que encontraron una estrella revolucionaria y mediadora en la forma de Daniel Cohn-Bendit. Hablamos de una exploración ensayística de alcance universal y al mismo tiempo, de un espectro tremendamente íntimo y personal, sobra las revoluciones que tuvieron lugar en Praga, Francia y Brasil  y lo que es más importante aún, su consecuente fracaso. Es decir, una obra mayor que conlleva una poética reflexión sobre el quebrado concepto de la revolución. Mediante la yuxtaposición de imágenes de aficionados y material de archivo, "No Intenso Agora" logra establecer conexiones entre las fuentes íntimas de estas imágenes y sus contextos políticos de forma cinética y políticamente hablando, cautivadora. Documento maestro.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es