Crónica Donosti 2017: "Morir" y amar

Autor: Gerard Cassadó

Crónica Donosti 2017: "Morir" y amar

Tras la devastadora "La herida", Fernando Franco vuelve a dejarnos mustios con un drama sobre el amor y la muerte. Su título, no hay duda, no engaña a nadie: esta película no va a hacer que tengas un día más feliz.

¿De qué va?

Durante sus vacaciones, Luis le da una terrible noticia a su novia Marta: las pruebas médicas que se ha hecho recientemente han salido mal. Para la pareja empieza entonces un auténtico via crucis a través de la enfermedad, con un único e irremediable desenlace.

¿Quién está detrás?

Fernando Franco, director y montador español que ganó el Goya a la Mejor Dirección Novel con su ópera prima, "La herida". Quizás la dureza de aquel film, sobre una joven con serios problemas emocionales y psicológicos, perjudicó la suerte de una película que mereció aquel año en los Goya mayor reconocimiento que el de "Vivir es fácil con los ojos cerrados". Con sus cortos anteriores ("Room" por ejemplo), ya había mostrado un especial interés por adentrarse en los territorios más oscuros del alma humana. Lo que no muchos saben es que Franco ha trabajado además, como montador, en algunas de las mejores películas españolas de los últimos tiempos, siendo nominado al Goya al Mejor Montaje por "Blancanieves" (Pablo Berger, 2012) y "Que Dios nos perdone" (Rodrigo Sorogoyen, 2016).

¿Quién sale?

De nuevo, como en "La herida", Marian Álvarez protagoniza un film que vuelve a requerir de ella un tour de force emocional nada sencillo. Le secunda esta vez el actor fetiche del cine español de los márgenes, Andrés Gertrúdix, visto en títulos como "10.000 noches en ninguna parte" (Ramón Salazar, 2013), "Las altas presiones" (Ángel Santos, 2014) o "Purgatorio" (Pau Teixidor, 2014). Cabe recordar que en "La herida", Gertrúdix interpretaba al ex novio de la protagonista encarnada por Marian Álvarez.

¿Qué es?

"Lo mejor de mi" (Roser Aguilar, 2007) + "Amor" (Michael Haneke, 2012).

¿Qué ofrece?

Filmar la muerte siempre ha supuesto un reto mayúsculo para el cine. Bergman, en "Gritos y susurros", es probablemente quien mejor ha retratado la agonía, la interminable espera hasta que el corazón de una persona se detiene para siempre, y esa especie de petróleo negro que se apodera del ambiente mientras el que parte lanza sus últimos suspiros. Evitar recrearse en el dolor, esquivar el sentimentalismo, tratar de construir escenas en las que se pueda respirar, es complicado cuando el desenlace está anunciado. En "Camino", por ejemplo, Javier Fesser se valía de un montaje en paralelo pero, sobre todo, de la salvaje sátira religiosa, para hacernos mínimamente soportable la agonía de una niña. Y con todo, el material se le escurría constantemente de las manos.

Fernando Franco no le teme a la oscuridad. A lo largo de su carrera como director se ha mostrado no sólo interesado, sino además hábil, en manejar materiales inflamables. "Morir", en este sentido, no engaña a nadie. A diferencia de lo que ocurría con "La herida", afronta un drama que, quien más quien menos, todos hemos vivido en algun momento: el de acompañar a un ser querido hasta la muerte. 

Cada fundido a negro en la película supone una zancada en el irreversible proceso que vive Luis (impresionante, mayúsculo, Andrés Gertrúdix). Pero es obvio que el protagonismo de "Morir" recae en Marta, su pareja. A morir, al fin y al cabo, iremos todos algún dia. Pero el reto del personaje de Álvarez es mantenerse de pie cuando el de al lado se hunde. 

Decía aquella película que "amar significa no tener que decir nunca lo siento", y Franco nos plantea si quizás amar significa no necesitar nunca escuchar de la otra persona un "lo siento". El muerto se muere, y qué culpa tiene. El que se queda sufre la pérdida, el abandono, la soledad, las malas palabras y los malos gestos, y tiene que aguantar la peor versión de la persona a la que ama que, además, se marcha. Es por ello que la de "Morir" es, parajódicamente, una impresionante lección de amor.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es