Crónica Donosti 2017: "Handia" el vasco más alto del mundo

Autor: Gerard Cassadó

Crónica Donosti 2017: "Handia" el vasco más alto del mundo

Jon Garaño, uno de los dos directores de "Loreak", regresa a la Sección Oficial de San Sebastián, esta vez junto a Aitor Arregi, con la historia real del Gigante de Altzo, legendaria figura del Euskadi del siglo XIX.

¿De qué va?

Cuando regresa, con vida pero con un brazo lisiado, de la Primera Guerra Carlista, Martín descubre que su hermano Joaquín ha pegado un estirón tremendo, y ahora es un gigante de más de dos metros. Ambos deciden recorrer Europa convencidos de que mucha gente querrá ver al hombre más alto del mundo, que no deja de crecer a medida que pasa el tiempo.

¿Quién está detrás?

Los responsables de "Loreak", una de las películas vascas, y en euskera, más importantes de la última década, nominada a dos Premios Goya. Jon Garaño, Aitor Arregi y Jose María Goenaga aparecen, como entonces, al frente de los títulos de crédito, con la novedad de que en esta ocasión Goenaga (codirector en "Loreak") y Arregi (guionista) se han intercambiado los roles. Garaño se mantiene tras la cámara en el que es su tercer largo de ficción.

¿Quién sale?

Eneko Sagardoy (pronto en "Errementari", una de las producciones españolas en el próximo Festival de Sitges) y Joseba Usabiaga ("Pikadero") interpretan a los hermanos Eleizegui. Sagardoy es el gigante Joaquín, mientras que Usabiaga es Martín, sobre quien recae el punto de vista de la narración. Más conocido es el padre de ambos, Ramon Agirre, el único intérprete español que puede decir que ha trabajado a las órdenes de Michael Haneke (en "Amor").

¿Qué es?

"Big Fish" (Tim Burton, 2003) + "Vacas" (Julio Medem, 1992).

¿Qué ofrece?

Si bien "Loreak" era una película que estaba filmada en euskera, pero que podria haber sido contada en cualquier otro idioma sin perder demasiada identidad, "Handia" se arraiga a Euskadi con mucha mayor fuerza. Con aroma de gran relato, el film se inspira en la historia real de Mikel Jokin Eleizegi, el Gigante de Altzo, celebridad de la Guipúzcoa del siglo XIX que recorrió el mundo exhibiendo su espectacular figura, pues debido a una enfermedad llegó a medir 2,27 m y a pesar más de 200 Kg.

"Handia" es consciente en todo momento de su piel de leyenda: exagera datos (se cuenta que el gigante superó los dos metros y medio), se estructura en capítulos, fuerza las relaciones emocionales (con una elección paterna, al principio de film, que marca el devenir de los personajes, sus miedos, penas y culpas) y acaba convirtiéndose en una bella historia de amor fraternal y en un medido retrato de un siglo en el que Europa, España y Euskadi se hicieron cada vez más grandes, mientras las distancias se hacían cada vez más pequeñas. 

El Gigante de Altzo tiene, sin duda, algo de personaje burtoniano. Como Eduardo Manostijeras es víctima de aquello que le hace único, que le convierte en un freak mientras le mata poco a poco por dentro. Resulta curioso como "Handia" parece una película fantástica ciñiéndose casi siempre a la biografia real de su personaje. La relación no consumada con la gigantesca mujer inglesa, por ejemplo, aparece relatada en los libros y artículos que recuerdan a este gigante, que aceptó ser una atracción de feria por amor y lealtad a su familia.

¿Tiene opciones la película de llevarse algun premio del festival? En realidad, "Handia" es una de esas películas que no enamora, pero a la que cuesta reprocharle algo. Filmada con un cuidado indiscutible, con trucajes invisibles (los buenos) que nos permiten ver a Eneko Sagardoy como un monstruo muy humano, y con una bella banda sonora de Pascal Gaigne, quizás cuente con un guión menos armado que el de "Lorak" y sufra ciertas arritmias a lo largo de sus casi dos horas de metraje, pero deja un buen sabor de boca y nos ofrece un pedacito de esa fascinante, y poco conocida, mitologia vasca.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es