Crónica Donosti 2016: "María (y los demás)" un Goya de hoy

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Donosti 2016: "María (y los demás)" un Goya de hoy

De posible Goya del mañana a un más que probable Goya de hoy. Nely Reguera se dio a conocer con el excepcional cortometraje "Pablo". Y lo hizo por la sencillez y sutileza con la que fue capaz de retratar un drama familiar en el que las emociones eran sugeridas a través de un extraordinario dominio de las miradas. Una irrupción memorable que nos llevaba a esperar con las máximas expectativas su debut en el largo, que nos llega protagonizado por toda una Bárbara Lennie. Pues bien, "María (y los demás)" no ha decepcionado y se postula como gran favorita, no solo ha llevarse el premio gordo en Nuevos Directores, donde compite, también el Goya a la Mejor Ópera Prima al que posiblemente opte.

¿De qué va?

"María (y los demás)" nos cuenta una historia sobre el complicado viaje hacia la madurez de una mujer de 35 años que siente que su vida no se corresponde con su edad y condición, pero lejos de intentar cambiarlo, se evade y busca excusas, incapaz de reconocer que son sus propios miedos los que no le permiten avanzar.

¿Quién está detrás?

Así se gestaron "El Orfanato", "Los Cronocrímenes", "Tres días con la familia" o incluso "Celda 211". Del cortometraje a los taquillazos, los Goya y a tener la crítica nacional a sus pies. Estos fueron, entre otros, los efectos de la rebeldía, subversión y calidad de nuevas miradas que por mucho que nos sorprendieran con sus óperas primas, ya avisaron previamente de su pre-esencia. Lo hicieron desde el pequeño 'gran' formato, es decir, desde el cortometraje. Al igual que Mar Coll con "La última polaroid" o J.A Bayona con"El hombre esponja" o "Mis vacaciones", Nely Reguera, asistente de dirección en películas como "Tres días con la familia" y "Blog", lo hizo con "Pablo". Un promesa en corto convertida por "María (y los demás) en una realidad de largo alcance.

¿Quién sale?


De la euforia máxima al sentimiento de amargura más profunda o el rencor más contenido. Como si de una Greta Gerwig española se tratara, una fabulosa Barbara Lennie se hecha todo el peso de la película a sus espaldas, siendo capaz de dotar de la profundidad psicológica y la amplia versatilidad de registros que la caracterización de un personaje tan complejo, inestable y desequilibrado requiere.



¿Qué es?

"Tres días con la familia" + "Frances Ha"

¿Qué ofrece?

El debut más revelador de una mujer directora que nos ha brindado el cine español reciente desde que Mar Coll irrumpiera con "Tres días con la familia" 7 años atrás. Una ópera prima sorprendentemente madura que sigue una línea similar al debut de Coll en lo que a su irónico (aunque en este caso igualmente entrañable), retrato familiar se refiere. La gran diferencia yace en que en este caso, la construcción de su protagonista directamente nos lleva a una suerte de “Frances Ha". Risueña y tronchante a ratos, lánguida y cariacontecida a otros, "María (y los demás)" levita con firmeza sobre esa fina línea que separa la comedia más cínica y punzante del registro trágico que la atenaza constantemente.

Y es que el debut de Nely Reguera en el largo podría presentarse como un estudio agudo y ocurrente a nivel introspectivo y psicológico de su personaje principal, así como del contexto familiar que la envuelve. Una María inmersa en plena crisis de mediana edad que no acaba de enderezar el rumbo en su vida amorosa tanto como laboral, y que es incapaz de encontrar su lugar en su hogareña vida familiar. Una crisis total ante la cual María se atrinchera en si misma y permanece innerte. Lo que le lleva a una situación de inestabilidad emocional que el riguroso objetivo de Nely Reguera es capaz de tratar desde los pequeños gestos y conflictos que nos sacuden en nuestra cotidianidad. Sí, la suya, y la nuestra. Son infinidad las situaciones con las que a María le toca lidiar y con las que cualquier treintañero de hoy podría llegarse a identificar. La inteligencia emocional que su directora demuestra atesorar a la hora de enfrentarse a ellos, así como los constantes destellos de ese humor tan descarado como imprevisible que sabe imprimirle, elevan la extraordinaria película de Reguera a una comedia de importancia capital en lo que al nuevo cine español se refiere. Un debut resonante a todos los niveles que sin embargo, es cimentado sobre un tratamiento minimalista en el mejor de los sentidos. Más que nada porque evita que nuestra mirada se distraiga sobre aquello que verdaderamente importa y merece: María (y los demás). Hará reír y dará que hablar.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es