Crónica Donosti 2016: "La Reconquista" cuando éramos jóvenes

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Donosti 2016: "La Reconquista" cuando éramos jóvenes

"No hay una base científica que razone y sostenga la vida en pareja". Es uno de los diálogos clave que acontecen en "La Reconquista", aquel que engloba en gran parte la reflexión hacia, no tanto el sentimiento del amor en sí, como a la existencia conyugal sobre la que principalmente levita y discurre la delicada y evocadora nueva película del director de "Todas las canciones hablan de mí". Fue una promesa, hoy ya es una realidad. Jonás Trueba debuta en Sección Oficial del Festival de San Sebastián. Credenciales le sobran.

¿De qué va?


Manuela y Olmo se reencuentran en un futuro que se habían prometido quince años antes, cuando eran adolescentes y vivieron su primer amor. A partir de esta premisa romántica, "La reconquista" es, en realidad, una película en busca del tiempo; o sobre la conciencia del tiempo: del perdido y del recuperado; sobre lo que recordamos de nosotros mismos y sobre lo que no recordamos; sobre las palabras, los gestos y los sentimientos a los que seguimos guardando fidelidad, porque nos definen y nos interpelan en el presente, el pasado y el futuro.

¿Quién está detrás?

Jonás Trueba ha desarrollado múltiples proyectos a lo largo de su temprana carrera. Algunos de ellos en colaboración con su padre, como "El baile de la Victoria", para la que escribió parte del guión. En 2010 rodó su ópera prima, "Todas las canciones hablan de mí". Los mediometrajes y los vídeos musicales tampoco han escapado de su talento, que también se adentró en el teatro con "Pienso a menudo en ti". En literatura, "Las ilusiones" fue su primera novela, con la que establece un juego de vasos comunicantes con "Los ilusos", su segundo largometraje. Luego llegaría "Los Exiliados Románticos", Premio Especial del Jurado en Málaga, y ahora compite en San Sebastián con su cuarta película, "La Reconquista".

¿Quién sale?

Francesco Carril va camino de convertirse, si no lo es ya, en el actor fetiche de Jonás Trueba. Tras participar en "Los Ilusos" y co-protagonizar "Los exiliados románticos", protagoniza ahora "La Reconquista". Y junto a él, la que vendría a ser el amor de su vida, una estupenda Itsaso Arana a quien Ángel Santos brindó el protagonismo que merecía con la reveladora "Las altas presiones", película que precisamente guarda mucho en común con "La Reconquista" y de la que seguro, Trueba tomó nota. La guinda la ponen Aura Garrido y ante todo, Rafael Berrio, autor de todas las canciones que suenan en "La Reconquista", incluida Arcadia en flor, compuesta originalmente para la película.



¿Qué es?

Una película que directamente bebe del cine francés. Si tuviéramos que buscar un referente en el cine español reciente, ese sería "Las altas presiones". Sin embargo, es el debut en el cine de Jonás Trueba, "Todas las canciones hablan de mí", el título que "La Reconquista" más evoca.

¿Qué ofrece?

"No hay una base científica que razone y sostenga la vida en pareja". Es uno de los diálogos clave que acontecen en "La Reconquista", aquel que engloba en gran parte la reflexión hacia, no tanto el sentimiento del amor en sí, como a la existencia conyugal sobre la que principalmente levita la delicada y evocadora nueva película de Jonás Trueba, aquella que probablemente más le devuelve a la personalísima esencia romántica por la que vino marcado su revelador debut en el cine. Al igual que sucede con su cuarto largometraje, "Todas las canciones hablan de mi" bebía directamente del cine francés, en concreto de maestros de la talla de Truffaut o Renoir. Una comedia romántica en este caso, con un punto melancólico y nostálgico, que lejos de la premisa de “chico conoce a chica”, abrazaba más bien el “chico trata de olvidar a chica”, algo bastante más difícil de sobrellevar, sobre todo cuando la chica de la que su protagonista se acababa de separar, copaba cada uno de sus recuerdos y estaba presente en cada una de sus canciones.

Pues bien, en "La Reconquista" en cambio, los recuerdos del primer amor de juventud emergen de golpe tras haber estado aparentemente soterrados durante años. Y lo hacen en un momento de vida bien diferente para Manuela y Olmo. Mientras ella está soltera tras fracasar en el amor con su anterior pareja, Olmo lleva una vida estable y apacible con la suya, tanto es así que la idea de niños está en el horizonte. O al menos lo estaba hasta que 15 años después ambos vuelven a reencontrarse. Con esta base, Jonás Trueba divide claramente su película en tres partes. Un primer acto rodado con un embriagador naturalismo, de cariz tan nostálgico como sensible, que se siente profundamente evocador y hasta inspiradamente cómico. Un reencuentro que directamente transporta y encapsula a sus protagonistas (y a nosotros con ellos) en los sentimientos de amor y pasión que se profesaron en su momento. Una noche de ensueño cuyo amanecer devuelve de forma abrupta a Olmo a su realidad, es decir, a su (supuestamente) estable vida en pareja. Una estabilidad que quizás ya no lo sea tanto y de la que escapa mediante un sueño que le devuelve a la infancia, a ese momento efervescente de amor adolescente que protagoniza el tercer y definitivo acto de la mano de dos jóvenes idealistas, excesivamente maduros para la edad que tienen. Y es cuando uno se da cuenta que Jonás Trueba ante todo plasma la magia del cine, allá donde lo inverosímil puede sentirse más razonable y conmovedor que nunca. Un lugar donde la retórica sugestiva y clarividente se da de bruces con la poesía de la vida y por supuesto, como no podía ser de otra forma, con la música. Aunque en este caso los Franco Battiato, Bola de Nieve, Bill Evans o Nacho Vegas que sonaban en "Todas las canciones hablan de mí" dan paso a los elocuentes temas de Rafael Berrio. "La Reconquista" es una película que supura emoción, que tiene en el efecto del paso del tiempo su principal detonador, la principal razón que remueve nuestro interior hasta el punto de no llegar ni tan siquiera a reconocernos. Cada uno con su propia experiencia de vida, lo llevará a su personalísimo terreno. Hablamos de amor, sí, pero sobre todo de apego.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es