Crónica Donosti 2015: "Truman" Cesc Gay entre amigos

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Donosti 2015: "Truman" Cesc Gay entre amigos

Tras disfrutar el mejor retrato posible del patetismo masculino que nos ha deparó esa última (y estelar) hazaña que supuso "Una pistola en cada mano"Cesc Gay vuelve a la carga en Sección Oficial de San Sebastián con una entrañable historia de amistad. "Truman" es, inevitablemente, una película triste, una tragicomedia de un potente carácter dramático que sin embargo, se equilibra desde una asombrosa inteligencia emocional, desde un humor tan lúcido como sensato, plasmado todo ello en un soberbio Ricardo Darín. De caballo ganador, vamos.

¿De qué va?

Dos amigos de la infancia ahora ya en la mediana edad, Julián y Tomás, se reúnen después de muchos años y pasan unos días inolvidables juntos, principalmente debido a que su reunión es también, seguramente, su último adiós

¿Quién está detrás?

Una sorprendente habitación de hotel con cinco diferentes historias que contar en un mismo instante, una película excepcional sobre los problemas de la adolescencia, historias cotidianas de los habitantes de cualquier ciudad en forma de estupenda tragicomedia coral de tono intimista, una historia conmovedora de amor contenida o, una pistola en cada mano. Cargado de su particular munición, la filmografía completa de Cesc Gay dispara en Filmin, y da en el blanco.

¿Quién sale?

Con el permiso de un estupendamente contenido y muy creíble Javier Cámara, y de ese escultural perrazo que es Truman, la mejor versión posible de Ricardo Darín acapara todos y cada uno de los planos. También desde una épica contención interpretativa, pero con una capacidad arrolladora para transmitir dolor y desgarro asimismo, y no sin falta de humor. Darín arrebata desde un estoico trabajo gestual en el que principalmente priman sutiles ademanes, leves matices, que ante todo se sienten espontáneos y veraces. Tanto el Premio interpretativo en San Sebastián como el Goya al Mejor Actor aguardan a la espera. Bestia parda. 

¿Qué es?

La película más íntima y conmovedora de Cesc Gay.

¿Qué ofrece?

"Truman" brilla con luz propia por la capacidad que su director demuestra tener para plasmar una obra sumamente disfrutable y poderosamente conmovedora partiendo desde una desalentadora base argumental que de buenas a primeras, bien podríamos señalar como peligrosamente trillada, como sumamente predecible. Por suerte, no es el caso tratándose de Cesc Gay. El director de "Una pistola en cada mano" vuelve hacer gala de esa sutil y hermosa contención dramática en la que se enmarca el grueso de su genuina obra (sobre todo en el caso de "Ficción" y "En la Ciudad") para ofrecernos un retrato que se siente tan honesto como humano, tan sincero como sobrio, fresco y espontáneo, sobre una entrañable relación de amistad sacudida por una irreversible enfermedad terminal. "Truman" inevitablemente es una película triste, de un potente carácter dramático y existencial que sin embargo, se equilibra desde una asombrosa inteligencia emocional, desde un humor tan lúcido como sensato. Un equilibrio al que también llega haciendo de los silencios, los gestos mínimos, su principal fortaleza para no caer en la estridencia melodramática, tampoco en la apología del sufrimiento ni mucho menos, en un humor pasado de rosca o el optimismo impostado. Transparente, absolutamente creíble e incluso aguda y perspicaz, "Truman" es ejemplar cine íntimo y humano, que también destaca por el absoluto rigor temporal con el que se desarrolla su trama (acompañamos a la pareja protagonista a lo largo de cuatro días, cuatro amaneceres, cuatro atardeceres y cuatro noches, con la sensación que prácticamente la vivimos a tiempo real) así como el insólito tacto y la estimable sensibilidad con la que hace uso de su elemento clave: el perro, el mejor amigo del hombre, que por una vez no es a quien le toca morir, no es el principal elemento para hacernos sufrir, tal y como nos tiene malacostumbrados la pantalla grande. O Cesc Gay tiene (o ha tenido) perro, o sabe mucho de ellos (y lo afirma un servidor que tengo dos). En definitiva, un incontestable dramón para ver y disfrutar con sonrisa permanente. Y es que lo bueno, sabe bien.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es