Crónica Donosti 2011: La primera gran decepción

Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Donosti 2011: La primera gran decepción

Tal y como suena. Esperábamos lo mejor y nos hemos encontrado lo peor. No sabemos que pensará James Ellroy de todo esto, pero a mi desde luego, me invade la más absoluta decepción. Si en su momento os la destacamos en filmin como una de nuestras principales apuestas, ahora lo hacemos como una de nuestras grandes decepciones. Basada en un guión que el propio Ellroy escribió en los años 90, y que en un principio iba a adaptar Stephen Frears, el proyecto "Rampart" caía finalmente en manos del Oren Moverman, es  decir, el director de la excepcional "The Messenger." Demostrado queda, no siempre es oro todo lo que reluce. Woody Harrelson es un poli malo y "Rampart," una peli mala.

¿De qué va?

Los Ángeles, 1999. El agente de policía Dave Brown, de la comisaría de Rampart, es un veterano de Vietnam que se dedica a hacer “el trabajo sucio de la gente” y a aplicar unos métodos de justicia cuestionables. Cuando lo graban golpeando a un sospechoso, se encuentra en una espiral emocional descendente como consecuencia de sus errores pasados y de su rechazo a cambiar de actitud ante un escándalo de corrupción que afecta a todo el departamento. Brown interioriza su miedo, angustia y paranoia a medida que su mundo empieza a hacer aguas.

¿Quién está detrás?

Oren Moverman es (¿era?) uno de los directores más prometedores del Hollywood actual. Así de convencidos estábamos en filmin del talento de alguien que sólo había rodado una película, un solo largometraje: "The messenger", también conocido como el reverso de la moneda de "En tierra hostil". Obra fundamental para entender el estado de descomposición emocional de los soldados del ejército estadounidense que han regresado del combate. "The Messenger" consiguió 2 nominaciones al Oscar (Mejor Guión y Mejor Actor Secundario) pero su distribución en España sigue siendo una quimera, un sin sentido.

¿Quién sale?

Woody Harrelson en un papel hecho a su medida que sin embargo no es capaz de explotar. Le acompañan Robin Wright, Ben Foster, Ice Cube y Sigourney Weaver en papeles por los que jamás se les recordará.

¿Qué es?

The Shield + Taxi Driver

¿Qué ofrece?

La mayor decepción en lo que llevamos de festival, y no por ser la peor película vista (aunque cerca está) sino por ser una de las películas en las que más expectativas teníamos puestas. Así es, un film que juega sin rumbo alguno al retrato de un personaje que ni avanza ni evoluciona, al igual que su trama. Tosca, aburrida, vacía, ni presenta acción ni es capaz de desarrollar la situación. "Rampart" espera que Woody Harrelson y un lucido digital lo salven de la quema pero prende fuego en el intento. Ha quedado claro que Oren Moverman no es Michael Mann. Una pena, aún y así, seguiremos confiando en su tercera película. Un patinazo lo tiene cualquiera, dos ya...

Publica un comentario

Sin comentarios