Crónica DocsBarcelona 2020: "Letter from Masanjia" carta a una desconocida

Autor: Filmin

Crónica DocsBarcelona 2020: "Letter from Masanjia" carta a una desconocida

El DOCSBarcelona 2020 queda oficialmente inaugurado esta misma noche con "Letter from Masanjia", un estremecedor documental que se alzó con el Premio del Público en el prestigioso Hot Docs de Toronto y que da el pistoletazo de salida a una de las ediciones más ambiciosas del festival, ahora trasladado a Filmin debido a la crisis sanitaria que continuamos viviendo en nuestro país. Una historia inspiradora y emotiva que a la vez revela un maravilloso triángulo de improbables héroes desconocidos que han osado exponer y denunciar la persecución permanente del gobierno chino contra millones de disidentes.

¿Qué ocurre?

Imagina que, un día, tu compra en Aliexpress llega con un extraño mensaje de socorro escondido en la caja. Esto es lo que les ocurrió a Julie Keith y su familia cuando encontraron en una caja de decoraciones de Halloween la nota desesperada de Sun Yi, un preso político chino internado en el campo de trabajo de Masanjia, a más de 5.000 kilómetros de distancia. Un punto de partida tan sobrecogedor como increíble que dio la vuelta al mundo y destapó la perversa realidad que se vive en China, donde disidentes políticos o religiosos son silenciados por el Estado a través de la violencia y la explotación laboral. 

¿Dónde? 

A medio camino entre China y Estados Unidos, las dos super potencias que marcarán el devenir de este siglo. Enzarzadas en una especie de nueva Guerra Fría que se va manifestando a través de las continuas trabas del gobierno de Trump a la expansión tecnológica de los asiáticos, este documental es un rayo de esperanza humanista donde estas diferencias quedan difuminadas y lo que prevalece es el individuo, sin importar su país de origen. Así, se crea un triángulo improbable entre estos héroes anónimos, tanto estadounidenses como chinos, que más allá de las guerras políticas consiguen alcanzar un entendimiento y amistad del todo universal.

¿Quién? 

Leon Lee, director canadiense de ascendencia china que lleva denunciando los abusos del país asiático desde 2014, cuando se estrenó su documental "Human Harvest", que exploraba la sustracción y tráfico de órganos ilegal en China. En esta ocasión, es Sun Yi quien se pone en contacto con él para ayudarle a contar su historia. Así, el propio director le ofrece consejo y guía para grabar en cámara oculta sin ser detectado y también decide recurrir a los dibujos del propio Sun Yi para relatar en clave animada las partes más crudas de esta historia, las que ocurrieron en el interior del campo de Masanjia, solo en el recuerdo del propio Yi.

¿Cuándo? 

De 2008 hasta la actualidad. En ese transcurso de tiempo, la historia de Su Yin y su lucha consiguió impactar en la prensa global, forzando al gobierno chino a prohibir oficialmente los campos de trabajo, aunque esas prácticas se hayan mantenido de forma encubierta incluso a día de hoy, más de diez años después.

¿Cómo? 

"Letter from Masanjia" bien podría ser un thriller de espionaje y vigilancia de estado que se vive con la misma tensión narrativa que ya exploró Laura Portrais en su "Citizen Four". El acierto del director es centrar la historia en el auténtico protagonista de esta, Sun Yi, un ciudadano chino que ha vivido en sus propias carnes la censura y opresión que ejerce su gobierno hacia cualquier disidencia política o social que escape de las lineas ideológicas del partido o ponga en peligro su supervivencia. Así, descubrimos el origen de muchas de estas persecuciones, como la acontecida al movimiento religioso Falun Gong, del que forma parte Sun Yi y el motivo de su encarcelamiento en el campo de trabajo de Masanjia, un centro del horror donde se explotó a miles de presos que fabricaban material para abastecer a grandes comercios internacionales como Wall-Mart. Con el uso de la animación, a partir de los diseños del propio Sun Yi, alcanzamos recovecos de la memoria que estarían vetados para la cámara, exponiendo con un estilo muy similar al del historietista Joe Sacco las partes más crudas del relato, uno que incluye torturas, explotación laboral y todo tipo de abusos. Pero no faltan los giros en la narración de Leon, unos dados por el propio devenir de la historia y el presente, donde también hay espacio para la particular historia de amor entre Sun Yi y su mujer, que a lo largo de las décadas ven cómo sus vidas se separan y reúnen únicamente condicionadas por las injusticias a las que deben enfrentarse. Un documental que nos ayuda a tomar conciencia de los abusos a los derechos humanos que continúan ocurriendo en China a pesar de los intentos por parte de las autoridades por ocultarlos, algo de lo que ya nos vienen avisando multitud de activistas en todo el mundo, siendo su punta de lanza cinematográfica y artista Ai WeiWei, quien ya ha vivido la censura y el encarcelamiento también en sus carnes.


Publica un comentario

1 valoración

Vaig veure el documental aquest dimarts 19 a TV3. No tinc paraules per definir totes les emocions i sentiments que em va provocar. A dia d'avui encara hi penso. En un món ple d'injusticia existeix gent extraodinaria com Sun Yi , un màrtir del segle XXI.

Gràcies Leon Lee per aquest extraordinari documental.

21 mayo 2020