Crónica Cannes 2018: "Three Faces" sueños rotos

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Cannes 2018: "Three Faces" sueños rotos

Tras participar Fuera de Competición en 2011 con "Esto no es una película" y hacerlo previamente en Un Certain Regard con "Sangre y Oro" allá por el 2003, "Three Faces" supone la tercera vez que una película de Jafar Panahi es presentada en el Festival de Cannes y la primera con la que se enmarca en la lucha por la Palma de Oro. En cuanto a su nueva película, como es lógico, poco o prácticamente nada sabíamos de ella. Tan solo que trataba sobre tres actrices y que Panahi la había tenido que rodar nuevamente en la clandestinidad. Así ha sido desde que en el año 2010 el gobierno de su país le prohibiera filmar y salir de Irán. Bienvenido sea.

¿De qué va?

Una famosa actriz iraní recibe el video inquietante de una joven pidiendo su ayuda para escapar de su familia conservadora...Entonces pide a su amigo, el director de cine Jafar Panahi, que le ayude a entender si se trata de una manipulación. Juntos, emprenden camino hacia la aldea de la chica en las remotas montañas del Noroeste, donde las tradiciones ancestrales continúan rigiendo la vida local.

¿Quién está detrás?

Es uno de los grandes nombres del cine iraní, autor de "Offside" (Gran Premio del Jurado - Festival de Berlín), "El círculo" (León de Oro - Festival de Venecia) o más recientemente "Taxi Teherán", película con la que logró el Oso de Oro en la Berlinale 2015. Jafar Panahi es un hombre herido, oprimido y maniatado por los ambages de la retrógrada e intolerante sociedad que habita y que sin embargo, mantiene en pie sus ansias de libertad filmando, incluso vacilando y divirtiendo, para clamar por su arte e independencia

¿Quién sale?

Tal y como viene siendo habitual desde que en el año 2010 el gobierno de su país le prohibiera filmar y salir de Irán, Jafar Panahi es protagonista ante cámara tanto como tras ella interpretándose asimismo. Aún y así, las 3 caras a las que el título hace referencia son las verdaderas protagonistas de la función. Tres actrices que representas tres diferentes generaciones.  La primera de ellas viene procedente de la época prerrevolucionaria y se ve obligada a dejar de actuar. Está constantemente presente en la narración pero ausente ante cámara. Ella es Maedeh Erteghaei. La segunda y principal protagonista junto a Panahi es Behnaz Jafari, una estrella popular de la actualidad, conocida en todo el país y a quien pudimos ver en "Blackboards" de Samira Makhmalbaf. La tercera es una joven en la flor de la vida, que desea ingresar en una escuela de teatro. Ella es Marziyeh Rezaei.

¿Qué es?

El espíritu de  "Shirin" llevado al terreno de Jafar Panahi.

¿Qué ofrece?

Tal y como su propio título nos sugiere, "3 Faces" es el retrato de tres mujeres, tres actrices cuyos rostros representan condiciones complementarias y encadenadas: la aspiración de un sueño, la consecución, aunque condicionada, del mismo, y la imposibilidad de cumplirlo. La nueva película de Jafar Panahi presenta la novedad de trasladarnos al contexto remoto y rural cuando su cine siempre ha estado directamente ligado al mundo urbano, concretamente al de la gran urbe de Teherán. En este caso nos lleva a un pueblo fronterizo limítrofe con Armenia y Azerbayán, precisamente un poblado colindante al pueblo del que Panahi es originario. Y lo hace para profundizar en el conflicto que emerge en cuanto la sensibilidad y vocación creativa choca frontalmente con el enraizamiento de las tradiciones, con una extremada represión familiar hasta tal punto que estigmatiza la inquietud artística como si fuera un endemoniado mal necesario de exorcisar. Es decir, el conflicto que atañe a un microcosmos prácticamente olvidado y concreto trasladado a un país entero. Triste pero real.

Bajo esta reivindicativa premisa, el responsable de "El Espejo" incurre en un diferente contexto pero no por ello quiere decir que de la espalda a sus inconfundibles señas de identidad. La escena de apertura que enciende la mecha de "Three Faces" es de hecho, una imagen que abre la duda de si es falsa o real. Es decir, la reflexión sobre la propia idiosincrasia de la imagen y su empleo como principal motor propulsor. Lo que viene a continuación es una docuficcion que presenta un cariz claramente realista y dramático pero tratado con mucho afecto y humor, en el que siendo fiel al estilo que ha condicionado su cine desde su opresiva condición, Panahi mezcla en todo momento la veracidad de su discurso con la escenificación. "Three Faces" guarda además secuencias de una arrebatadora belleza poética que emerge desde el trabajo fotográfico y formal, lo que hace de ella una obra tan disfrutable como a la postre, sobrecogedora.


Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es