Crónica Cannes 2018: "Dogman" amistades perras

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Cannes 2018: "Dogman" amistades perras

Matteo Garrone ha abandonado, por el momento, la libre adaptación que se disponía a dedicar a "Pinoccho" de la mano de Toni Servillo. Un aplazamiento que probablemente sea debido a razones financieras (reunir el presupuesto necesario para un proyecto de este calado cuesta lo suyo) pero que no por ello, quiere decir que no ruede. Ni corto ni perezoso, el responsable de "Gomorra" presenta en Cannes "Dogman"un thriller criminal y suburbial que nos devuelve al áspero hiperrealismo por el que se distingue su cine primigenio y que significa un punto y seguido a "El Taxidermista".

¿De qué va?

En un suburbio pobre, Marcello, peluquero de perros, discreto y apreciado por todos, se entera de que su amigo Simone, exboxeador adicto a la cocaína, sale de prisión y rápidamente extorsiona y maltrata al vecindario. Marcello confía en él y se deja llevar a su vez por una espiral criminal, para luego descubrir la traición y el abandono, antes de imaginar una venganza sanguinaria...

¿Quién está detrás?

Dos veces galardonado con el Grand Prix del Jurado ("Reality" (2012), "Gomorra" (2008)) el director italiano Matteo Garrone vuelve a competir en Sección Oficial de Cannes con una nueva película que sin embargo, le devuelve a  su cine primigenio

¿Quién sale?

El actor que podría dejar a Vincent Lindon sin revalidar premio. De hecho, abogamos por ello.  Tras el reparto internacional de "El cuento de los cuentos"Matteo Garrone lleva a cabo una vuelta a los orígenes y trabaja con intérpretes italianos, como es el caso de Marcello Fonte en una bizarra caracterización muy en la línea del personaje al que Ernesto Mahieux ya diera vida en "El Taxidermista" (2002). Le acompaña Edoardo Pesce, a quien vimos en "Fortunata" de Sergio Castellitto en 2017. Se trata de la primera colaboración de ambos actores con el director. 

¿Qué es?

La vuelta a los orígenes de Matteo Garrone, a "El Taxidermista" (2002) y "Primo Amore" (2004)

¿Qué ofrece?

”Dogman” nos lleva a la periferia de Roma a finales de los años 80, allá donde la ley de la selva prevalece, donde el honor y el dinero son las únicas cosas que cuentan y donde las drogas y la violencia son los únicos problemas. Y lo hace para trasladarnos el caso real de Pietro De Negri un peluquero de perros que asesinó a un ex-boxeador amateur llamado Giancarlo Ricci, un delincuente de poca monta. Bajo los efectos de la cocaína, De Negri torturó durante siete horas a Ricci hasta arrebatarle la vida, convirtiéndose en uno de los asesinatos más atroces de la historia de Italia tras la guerra. Un hecho real que Matteo Garrone lo lleva a su personalísimo terreno, al áspero hiperrealismo, al sobresaliente trabajo fotográfico y escénico por el que se distingue su lúgubre cine primigenio. "Dogman" bien podríamos interpretarla como una crónica social negra de Italia, un cuento moral, suerte de western suburbial que entre otras cosas nos habla de la pérdida de la inocencia o más bien, de la imposibilidad de mantenerla. Una fábula real que viene a sugerirnos que la Italia de hoy no es un país para leales. De hecho, es la figura del perro, la incondicional lealtad que éste profesa hacia su amo y dueño, la esencia metafórica por la que se rige la tóxica relación entre Marcello y Simone. Muy a pesar de los contantes problemas y conflictos que Simone le causa a Marcello, éste le sigue y le protege. Hay algo que le empuja a mantenerse siempre a su lado por más que le perjudique. Un extraño vínculo de atracción y amistad que acaba por estallar en una venganza brutal, aunque el empleo de la violencia en este caso es más contenida y sugerida que explícita como cabría esperar. La nobleza es quebrada, la fidelidad dilapidada. Precisamente como sucede con el nexo común que debería unir a la política con la sociedad. Así nos va.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es