Crónica Cannes 2016: "Mimosas" horizontes lejanos

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Cannes 2016: "Mimosas" horizontes lejanos

Seis años después de irrumpir en la Quincena de Realizadores con su resonante debut, “Todos vosotros sois capitanes”, Oliver Laxe vuelve a empaparse de la frescura y espontaneidad de un paisaje humano, el de Tánger, cuyos mitos pasados y presentes se superponen en un fascinante juego de espejos. "Mimosas", programada esta vez en el marco de la Semana de la Crítica, entremezcla "el azar y la predestinación, la vida y la muerte, los ángeles y los demonios, así como los milagros y las mentiras" en una suerte de western religioso que hace del esplendoroso paisaje que transita, de la monumental factura formal con la que lo enmarca, su principal protagonista.

¿De qué va?

Una caravana acompaña a un anciano y moribundo Sheikh a Sijilmasa. Su última voluntad es ser enterrado junto a los suyos, pero la muerte no espera y lo alcanza mientras cruzan las escarpadas cumbres del Atlas marroquí. Los caravaneros, temerosos de la montaña, se niegan a seguir transportando el cadáver. Ahmed y Said, dos buscavidas que viajan con la caravana, dicen conocer el camino a Sijilmasa y se ofrecen a llevar su cuerpo hasta allí.

¿Quién está detrás?

Descubierto ya en Gijón ’06 con el corto "Y las chimeneas decidieron escapar," Oliver Laxe, parisino, hijo de emigrantes gallegos, se trasladó hace ocho años a Marruecos, donde se puso al frente de un taller de cine dirigido a niños con problemas de conducta. Al mismo tiempo, comenzaba a gestarse su definitiva irrupción en el panorama de cine nacional. Estrenada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, "Todos vosotros sois capitanes" daba cuenta del trabajo de Oliver con los pequeños, sus primeros contactos con las cámaras de cine, y también las dificultades que encontraba para comunicarles sus ideas. Todo ello plasmado en un sugerente blanco y negro rodado con personalidad muy propia tras la cámara.


¿Qué es?

Un western religioso, tal y como inmejorablemente la define su propio director.

¿Qué ofrece?

Una western religioso trascendental y tremendamente espiritual, de una dimensión grandiosa tanto a nivel existencial como filosófico, que nos abre una puerta hacia la libre interpretación de lo que hoy día significa la creencia en la fe y la religión, del trayecto ¿abyecto? en el que nos puede embarcar la profunda imposición de un ideal a día de hoy. Una base conceptual sobre la que “Mimosas” se suspende combinando desde una narrativa intensa, dos trayectos de forma paralela, el introspectivo con el explícito, el interior con el exterior, desde la literalidad de la acción tanto como desde su abstracción. Una película tan visualmente imponente como conceptualmente madura, que a pesar de romper con todo tipo de etiqueta, de dejar toda posible explicación abierta, sorprende por su accesibilidad, por resultar en definitiva, vertiginosamente entretenida muy a pesar de su compleja profundidad argumental. En "Mimosas" hay acción, suspense, e incluso sorprendentes persecuciones. Todo ello envuelto de un paisaje espectacular, de un trabajo de fotografía monumental. Dicho de otra forma, lo tiene todo para no volverse de manos vacías a su paso por esta nueva edición de la Semana de la Crítica.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es