Crónica Cannes 2016: "Bacalaureat" examen de conciencia

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Cannes 2016: "Bacalaureat" examen de conciencia

Como era de esperar, el rumano Cristian Mungiu no defrauda con la estimulante, compleja y definitivamente excepcional "Bacalaureat" (Graduation). Un drama íntimo y profundamente familiar con esqueleto de thriller político y social que presenta todas las credenciales necesarias para lucir galones en el palmarés final.

¿De qué va?

Romeo es un médico de casi 50 años que dejó atrás las ilusiones relacionadas con su matrimonio, ahora acabado, y su Rumanía, destrozada por los acontecimientos. Para él, todo lo que importa ahora es su hija de 18 años. Tras los exámenes finales, la joven será enviada a una escuela de prestigio en Inglaterra a estudiar. En la víspera del examen, para el que necesita un nota de diez, su hija atacada en la calle. A partir de entonces, hará todo lo posible para garantizar que ello no perturbe el destino que ha elegido para ella.

¿Quién está detrás?

Cristian Mungiu, el ganador de la Palma de Oro por la eterna "4 meses, 3 semanas, 2 días" y principal abanderado de la nueva ola rumana, confirmado por la monumental "Más allá de las colinas”.


¿Qué es?

Un drama íntimo y profundamente familiar con esqueleto de thriller político y social.

¿Qué ofrece?

"Bacaulareat" nos habla sobre el compromiso entre padres e hijos y la compresión que ejercemos de esta relación. Del conflicto que surge entre aquello que los adultos dicen y transmiten a los menores y aquello que éstos les ven hacer. Del momento en que alguien que proclama su honestidad, sus valores y principios cuando realmente no los tiene, se da cuenta o mejor dicho, no se quiere dar cuenta, de que no es un ejemplo a seguir. Y lo hace partiendo de un personaje principal incapaz de afrontar su verdadera moralidad, que se embarca en un trayecto cuya egoísta y ensimismada meta le lleva a incurrir en acciones deshonestas que él trata de autojustificar desde su dubitativa consciencia. El engaño, el amaño o el soborno al supuesto servicio del interés de una hija, que al fin y al cabo resultan estar al servicio de su interés propio. Y es aquí cuando esta radiografía ética y moral a nivel individual, se extrapola de forma tan sugerente como audaz a los mecanismos sobre los que se mueven los intereses políticos de un país capitalista como Rumanía, en este caso. El individualismo se impone una vez más al interés colectivo.

Un historia aparentemente mínima que acaba por revelarse sorprendentemente expansiva. Que se construye sobre una cadencia hipnótica gracias a una perfecta articulación de un guión que funciona como un reloj, que es absolutamente preciso y está maravillosamente construido. También sobre un montaje aparentemente transparente que sin embargo, esconde en él todo tipo de recursos (como es el caso de un prodigioso empleo del fuera de campo) destinados a dejar el necesario espacio al espectador para que acabe dar forma desde su propia interpretación a todo aquello que la nueva película de Mungiu esconde, que es mucho. Es la prodigiosa impronta conceptual y formal que de forma intrínseca distingue el nuevo cine rumano. La extraordinaria “Bacalaurea” ha llegado a Cannes para recordárnoslo. Premio (probablemente al mejor guión) seguro.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es