Crónica Cannes 2015: "Youth" la gran belleza de la vejez

Autor: Joan Sala (filmin)

Crónica Cannes 2015: "Youth" la gran belleza de la vejez

Paolo Sorrentino ha dividido a la crítica con "Youth", una propuesta mucho más cercana a la comedia existencial, que al drama trascendente y profundo, una película dedicada en cuerpo y alma a celebrar la gran belleza de la vejez, y que nadie se equivoque, porque su nuevo film poco o nada tiene que ver con su oscarizada antecesora. Advirtiendo mi veredicto por adelantado desde un apasionado thumbs up, me explico.

¿De qué va?

"Youth" es la historia de Fred Ballinger (Michael Caine), un gran director de orquesta que pasa unas vacaciones en un hotel en el corazón de los Alpes, junto a su hija Lena y a su amigo, Mick, un director de cine aún en activo, al que le cuesta acabar su última e importante película.

¿Quién está detrás?

Paolo Sorrentino, director de "Il Divo", vuelve a primera plana tras su Oscar a Mejor Película de Habla no Inglesa por la extraordinaria "La Gran Belleza", aunque en este caso en lengua inglesa, tal y como ya hiciera con "Un lugar donde quedarse"

¿Quién sale?

Primero y ante todo, un enorme Michael Caine, que presenta su candidatura a Mejor Actor. Lo secunda un reparto internacional, en el que se encuentran nombres ilustres como los de Harvey Keitel, Paul Dano, Rachel Weisz o incluso Jane Fonda, sin olvidar un ficcionado Maradona.

¿Qué es?

La película más sensible y tierna hasta la fecha de Paolo Sorrentino, "La montaña mágica" de Thomas Mann reimaginada por el icónico director italiano.

¿Qué ofrece?

Una imaginativa y ampulosa sinfonía rebosante de vida, pero también de melancolía, dedicada a la juventud en la vejez, a la posibilidad de rejuvenecer cuando la vida se marchita. Paolo Sorrentino vuelve a confinarse en un hotel (balneario) en este caso, tal y como ya hiciera en "Las consecuencias del amor", vuelve también a orquestar un apabullante dipositivo formal rebosante de fascinantes momentazos, tanto a nivel sonoro como visual, que se sienten tan estéticamente asombrosos y hermosos, como simpaticamente delirantes y desatadamente estrafalarios, en el que tienen cabida un ficcionado Maradona o incluso un Adolf Hitler a quien da vida un contenido Paul Dano. Sin embargo, a camino entre lo sublime y el más absoluto ridículo, entre lo excesivamente irritable y lo más irresistiblemente hermoso, son contundentes y palpables las novedades que también ofrece, como es el caso de resultar mucho más liviano que ambicioso, de abandonar el mundo urbano de Italia (y concretamente Roma) en el que principalmente se enmarca su obra, para rodearse de el entorno natural, espectacular y precioso, de los Alpes Suizos, o el incurrir en el tono autoparódico partiendo desde el metadiscurso. También el hecho de resultar mucho más cómico que dramático, mucho más tierno y desenfadado que sustancial y trascendente (aunque no por ello deje de impregnar el relato de languidez y nostalgia) provocan que la desmesura de "Youth" pueda ganarse las simpatías de aquellos que no conectaron con "La Gran Belleza", tanto como aquellos que si lo hicimos. Y es que, su experiencia de visionado ante todo se me antoja un puro deleite, por más que en el plano final se le vaya un poco la mano con un innecesario cambio de tono. No tiene desperdicio.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es