Crónica Cannes 2015: "Les Cowboys" vaqueros entre el Far West y el Islam

Autor: Joan Sala (Filmin) Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Cannes 2015: "Les Cowboys" vaqueros entre el Far West y el Islam

Guionista de primera línea Thomas Bidegain ("Un profeta", "De óxido y hueso", "Dheepan", "Saint Laurent", "La familia Bélier"...etc.), ha unido para su debut tras la cámara una familia fascinada por la cultura country y el Far West, que es puesta patas arriba por la desaparición de la hija mayor, reclutada en la esfera de influencia islamista, a quien su padre y su hermano buscarán durante años. Entre más luces que sombras, "Les Cowboys" ha tenido hoy su esperada puesta de largo en el marco de la Quincena de Realizadores.

¿De qué va?

El padre de una familia muy amante de la música country se echa a la desesperada búsqueda de su hija desaparecida junto a su hijo.

¿Quién está detrás?

El prestigioso guionista, cineasta debutante, Thomas Bidegain, quien en este caso cuenta con la ayuda de Noé Debré en el guión.

¿Quién sale?

Un reparto que cumple con creces, comandado con visceralidad y contundencia por el padre, François Damiens (que curiosamente es un habitual de la comedia francesa a pesar de que es belga) el hijio Finnegan Oldfield (uno d elos protagonistas de la imperdible serie de culto "La comuna") y el americano, que no es otro que John C. Reilly, y que no necesita presentación alguna.

¿Qué es?

"Prisioneros" + "Incendies"

¿Qué ofrece?

Un debut de mucho empaque, formalmente potente y argumentalmente contundente, que emana ante todo un implacable carisma, un irrebatible carácter, y que principalmente brilla gracias a una estructura de guión tan estimulantemente compleja como valientemente abrupta. Partiendo de un paradójico contraste como lo es el hecho que a una familia enamorada del country se le convierta su hija al Islam, enfrentando así lo intrínsecamente yanqui con el universo musulmán, Thomas Bidegain construye una trama de tintes tan dramáticos como noir, brutalmente turbia y sorprendentemente enrevesada, que tiene el descaro de sustentarse sobre un irrebatible empleo de la elipsis y un guión rebosante de matices, que no necesita de la voz en off ni del empleo de intertítulos para ubicarnos, más bien sorprendernos, con el lugar y tiempo en el que se enmarca. Decisiones propulsadas por un rotundo arrojo que se debe valorar como tal, pese que finalmente pierda verosimilitud y fuelle, por querer cerrarlo todo todo sin dejar un solo cabo por atar, lo que lleva a "Les Cowboys" a erigirse en una ópera prima muy digna de destacar, cuando también podría haber sido uno de los grandes títulos del festival. Le seguiremos la pista, y no solo como guionista. La cosa promete.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es