Crónica Cannes 2015: "Chronic" Después de Lucía, Tim Roth

Autor: Joan Sala (Filmin)

Crónica Cannes 2015: "Chronic" Después de Lucía, Tim Roth

Es la nueva película del vencedor de Un Certain Regard en Cannes 2012 y del Atlántida de filmin. El responsable de "Despúes de Lucía", una sobrecogedora high school movie que parecía rodada por Michael Haneke, cuenta para su sergundo film con Tim Roth. Pues bien, ateniéndonos a su descarnada ópera prima, imagínense lo que viene después. O mejor, no.

¿De qué va?

Un enfermero introvertido y deprimido que ayuda y cuida a pacientes terminales, trata de retomar la relación con la familia que abandonó.

¿Quién está detrás?

Se trata de un proyecto que nació a partir de la relación creada por Michel Franco y Tim Roth durante el Festival de Cannes, en el que el intérprete formó parte del jurado que entregó el galardón al realizador por su comprometido debut, "Después de Lucía", y que de hecho ya ha protagonizado "600 millas" bajo su producción.

¿Quién sale?

Tim Roth es otro que se sube al carro de los favoritos a Mejor Actor.

¿Qué es?

O mejor dicho, que no es. "Chronic" nos habla de la eutansia, sí, pero lejos del espíritu de denuncia social que conllevan las “Mar Adentro”, “Miele”, “La Fiesta de Despedida” o incluso "Johnny cogió su fusil", que es la pionera de todas.

¿Qué ofrece?

Un estudio psicológico profundamente hermético y austero, rigurosa y metódicamente planificado, sólidamente realizado. Partiendo de una trama que inevitablemente resulta redundante y trillada, Michel Franco logra sin embargo, trasladar un punto de vista que resulta inaudito hasta la fecha en lo que al cine que trata la eutanasia se refiere. Y es que, en “Chronic” no hay lugar alguno para el contenido ético o moral, tampoco para la denuncia política o social. Lo que al director de “Después de Lucía” principalmente le interesa, es la mirada introspectiva, subjetiva y personal. El conflicto de un personaje concreto cuyos motivos y traumas personales vamos descubriendo según recorremos un guión inmerso en una enfermiza espiral, lo que da pie a una realización que de forma minuciosa, gestionando a cuentagotas la información que va ofreciendo, provoca un turbador desazón así como la constante reflexión en el espectador, haciéndonos en todo momento esperar lo peor, que quizás llegue, o bien no.

Dicho todo esto, hablamos de la que probablemente sea su principal virtud, un reto que Michel Franco asume de forma valiente, que plasma con absoluto aplomo y descomunal empaque, provocando que la experiencia de visionado resulte tan malrollera como enfermizamente estimulante, tan abruptamente enigmática como inesperadamente sensible y definitivamente sorprendente. Es por ello que “Chronic” resulta una mirada sincera y ejemplar, tanto a nivel de concepto y propuesta, como a nivel de la honestidad y el riesgo con la que se plasma. Dará que hablar.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es