Crónica Berlinale 2019: "Staff Only" viaje con todo incluido

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2019: "Staff Only" viaje con todo incluido

"La Plaga" fue la gran triunfadora de los Premios Gaudí 2014. Una mezcla tan estimulante como perturbadora de documental y ficción con actores que representaban su propias vidas en plena crisis económica e inmersos en un ardiente verano en la periferia de Barcelona. Los malos augurios fundamentados por un punto de partida tan manido como podría ser una película coral sobre las historias cruzadas de cinco personajes, pronto se tornó en una cautivadora radiografía rebosante de naturalidad y realismo sobre los efectos de la devacle económica de principios de la década. Pues bien, su responsable, Neus Ballús, vuelve a la carga este año con "Staff Only" y, tal y como ya fuera el caso de su exitosa predecesora, nuevamente enmarcada en la Sección Panorama del Festival de Berlín

¿De qué va?

Marta es una chica de 17 años que se encuentra pasando las vacaciones de Navidad en Senegal con su padre y su hermano mayor. La fascinación de Marta por Khouma, un cámara senegalés que trabaja filmando las excursiones de turistas, incendiará la ya conflictiva relación con su padre. Los vídeos de Khouma (un compendio de clichés de postal que filma para satisfacer a los turistas) ayudaran a Marta a descubrir los mecanismos internos del negocio de las vacaciones exóticas. Al mismo tiempo, establece amistad con Aissatou, una muchacha que limpia las habitaciones del hotel: lo que terminará siendo una relación más fuerte de lo que ella misma esperaba. 

¿Quién está detrás?

"Staff Only" significa el esperado salto a la ficción de la realizadora catalana Neus Ballús.

¿Quién sale?

Es bajo la constante mirada de la joven actriz debutante Elena Andrada que nos embarcamos en este viaje turístico y poliédrico, pero también personal e introspectivo, que nos propone “Staff Only”. Siempre a través de una caracterización sutil, frágil y delicada. Le acompañan en su viaje hacia la edad adulta la siempre agradecida presencia de Sergi López y los no profesionales Ian Samsó Madeleine C. Ndong.

¿Qué es?

"Hacia el Sur" en versión coming of age.

¿Qué ofrece?

No debe ser nada fácil para un nueva realizadora con tan solo un excepcional documental a sus espaldas adentrarse en los terrenos de la ficción, en el complejo reto que supone la dirección de actores y recreación de situaciones y, además, hacerlo entregándose a una cultura completamente opuesta y en tierra "extraña". Básicamente porque, más allá del reto artístico que pueda suponer, también debe responder a unas altas expectativas impuestas por su predecesor éxito. Lo fácil y cómodo para Neus Ballús hubiera sido seguir mismo esquema, tocar las mismas teclas, para asegurarse así el reconocimiento y su consecuente asentamiento como una de las nuevas realizadoras más emergentes del cine catalán y español. No ha sido el caso, sin embargo, de "Staff Only", un proyecto ambicioso y complejo que, como la propia responsable de "La Plaga" ha reconocido, le ha costado lo suyo sacarlo finalmente adelante. El caso es que, aún tomando tan diferentes caminos, lo ha conseguido. En efecto, que viva la valentía y, sobre todo, el riesgo. 

"Staff Only" no solo supone la arriesgada y exitosa incursión en la ficción de Ballús, también su viaje a un lugar lejano como es el territorio africano, o más concretamente, a un resort de Senegal. Es justo allí donde, a través de su atento trabajo de cámara y los vídeos caseros rodados por los propios protagonistas, nos lleva para relatarnos toda una coming of age que está, además, impregnada por el conflicto de la desigualdad social y el choque entre diferentes culturas. Dicho de otra forma, hablamos de dar el salto a la edad adulta condicionado por el hecho de que su joven e ingenua protagonista descubre cómo funciona verdaderamente el mundo. Lo que debería ser simple ocio se torna en una experiencia vital clave.

En este sentido, "Staff Only" no es otra película más que, con piloto automático, se limita a transitar los lugares comunes marcados por la denuncia hacia el turismo sexual, por el gran contraste que existe entre el continente africano real y el camuflado que visita el viajero o la relación marcada por el expolio y el colonialismo que se ha dado históricamente entre norte y sur. De hecho, va mucho más allá. Donde verdaderamente profundiza es en los lazos que unen el espectro íntimo con el social. En efecto, en "Staff Only", la intimidad pasa a ser más íntima dado que se habla de la familia, del crecimiento, y de su relación con un entorno completamente opuesto. Y lo hace a su vez que observa lo que puede ocurrir cuando ambos mundos se encuentran, siendo capaz de mantener además un perfecto equilibrio entre el registro dramático y cómico. El hotel debería ser esa burbuja que las protege del resto del mundo y, a la vez, pueda permitirles cualquier descarrío que les lleve a olvidar las preocupaciones de su vida diaria. Nunca más lejos de realidad. Con pulsera pero sin mojito, en “Staff Only” Marta se enfrenta a todo ello.


Publica un comentario

Sin valoraciones