Crónica Berlinale 2019: "Pirañas" los chicos del barrio

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2019: "Pirañas" los chicos del barrio

Vive una de las situaciones políticas más preocupantes de la supuestamente 'comfortante' Comunidad Europea. Anclada en una crisis económica sin paliativos y un conservadurismo político-fascista sin precedentes en la sociedad contemporánea, Ia ruina social de Italia (aunque bien podría parecer que hablamos de España) emerge con fuerza y sin concesiones. Y más aun si nos adentramos en la indomable Nápoles. Como quien diría, sálvese quien pueda. Y en este sentido, el negocio del narcotráfico es la auténtica forma de lucrarse de la delincuencia. Es lo que bien saben los "Pirañas" de Roberto Saviano que bien ha tenido en adaptar a la gran pantalla Claudio Giovannesi. Por defecto, los niños de la mafia.

¿De qué va?

Nápoles. Nicola y sus amigos tienen quince años. Quieren ganar dinero, comprar ropa de diseño y scooters nuevos. Juegan con armas y recorren la ciudad para hacerse con el poder en el distrito de Sanità. Se aman como una familia, no temen a la cárcel ni a la muerte, sabiendo que su única posibilidad es arriesgarlo todo, ahora. Ellos experimentan la guerra con la irresponsabilidad de la adolescencia, pero sus actividades criminales pronto les llevarán al sacrificio irreversible del amor y la amistad.

¿Quién está detrás?

Con cuatro películas a sus espaldas, el italiano Claudio Giovannesi se puso definitivamente en el mapa tres años atrás con "Fiore". Estrenada en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes y posteriormente proyectada en el emergente marco que suponen Las Nuevas Olas del Festival de Sevilla, el que entonces nos brindó fue un sólido y emocionante relato de amor adolescente ubicado en un centro de detención de menores que aportaba un rayo de luz a la posibilidad de reinserción de los jóvenes delincuentes. No es el caso, sin embargo, de "Pirañas", película que adapta el bestseller "La paranza dei bambini" de Roberto Saviano y que, abrazando nuevamente el contexto de la delincuencia juvenil, no se abre puerta alguna a la esperanza en este caso.

¿Quién sale?

"Pirañas" está protagonizada por los actores no profesionales Francesco Di Napoli, Artem Tkachuk, Viviana Aprea y Pasquale Marot. Quizás sea por el hecho que habitan su propio mundo pero la veracidad y expresividad que dan todos y cada uno de ellos a sus personajes es digna de elogio. De hecho, estos "Pirañas" bien podrían ser los amiguetes de "Stranger Things" si dejaran de lado la dimensión paranormal para abrazar la monstruosidad que atañe al mundo criminal napolitano.

¿Qué es?

"Gomorra" + "A Ciambra"

¿Qué ofrece?

Bien lo saben los niños napolitanos desde que apenas tienen entre 10 años. El negocio del narcotráfico es la auténtica forma de lucrarse de la delincuencia. Empiezan siendo pequeños camellos al servicio de los capos, niños soldados de la mafia napolitana que a los 15 años ya están listos para disparar y que rara vez llegan a los 30. Si numerosas son las ficciones en torno a la camorra italiana como "Gomorra", "Pirañas" sigue misma senda poniendo en este caso el foco sobre quienes empiezan. Son personas de a pie, que nacen lejos de las altas esferas políticas y que desde su propia infancia se ven abocados a la pobreza y la miseria. Y es que son muchos de ellos quienes no están dispuestos a aceptar su destino. Es el caso de los 'pirañas' que protagonizan la nueva película de Claudio Giovannesi. Un grupo de muchachos que anhelan hacerse con el manejo de su barrio y que están dispuestos a lo que haga falta para lograrlo. 

A camino entre el realismo social y el cine de género, entre el drama, el thriller e incluso con algún retazo de aguda comedia, "Pirañas" es una obra potente y de gran empaque que no solo se sumerge en los rituales, tradiciones y forma de vida de un microcosmos abocado al crimen para garantizar su manutención y permitirse la subsistencia, sino que además guarda en ella una genuina historia de amor y lo que es ante todo, un carismático e hipervitaminado relato sobre la precoz pérdida de la inocencia, en el que asistimos a su auge y presumimos su caída. Dicho esto, cierto es que son muchos los lugares comunes que la película de Giovannesi transita. Recurrentes referentes de los que logra desmarcarse y distinguirse merced de un apabullante ejercicio de cámara, la cual está en constante movimiento, incrustada en todo momento a los personajes y sin apenas dar respiro. Si a ello añadimos su enérgico montaje así como la genuina y extraordinaria caracterización de sus jóvenes intérpretes, el que nos encontramos es un baño de realidad que golpea tanto como sobrecoge. 


Publica un comentario

Sin comentarios