Crónica Berlinale 2019: "A tale of three sisters" érase una vez en Anatolia

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2019: "A tale of three sisters" érase una vez en Anatolia

El realizador turco Emin Alper regresa a su originaria Anatolia para rodar su segunda película. Descubierto en la Mostra de Vencia 2015, donde su imponente ópera prima “Frenzy” fue presentada en Sección Oficial y resultó triplemente galardonada, ahora llega el turno de la Berlinale donde lucha por el Oso de Oro con “A tale of three sisters”. Érase una vez en Anatolia… 

¿De qué va?

Años 80. Reyhan, Nurhan y Havva son tres hermanas de un pequeño y pobre pueblo que son enviadas a la ciudad como criadas de crianza. Como las tres fallan a sus padres adoptivos por diferentes motivos, son enviadas de vuelta a casa de su padre, en la aldea. Privadas de su sueño de una vida mejor, tratarán entonces de aferrarse mutuamente y, al menos, seguir juntas.

¿Quién está detrás?

Un radioactivo thriller psicológico con aires a Polanski y al Cronenberg de "Inseparables" que resultó ser las gran triunfadora en Festival de Venecia 2015 con tres premios, entre ellos el Premio Especial del Jurado. Hablamos de "Frenzy", el revelador debut del realizador turco Emin Alper que, cuatro años después, ya está de vuelta con su segundo film. Este caso enmarcado de lleno en la lucha por el Oso de Oro

¿Quién sale?

Cemre Ebuzziya, Ece Yüksel, Helin Kandemir son quienes dan vida a las tres hermanas que protagonizan el relato. Tres hermanas que se resisten a ser separadas aunque difícilmente saben mantenerse unidas.

¿Qué es?

Un cuento sin hadas

¿Qué ofrece?

Con su loable segunda película, el turco Emin Alper nos confirma lo que en su potente ópera prima ya se presumía. Estamos ante un director formalmente poderoso, con una capacidad para el tratamiento fotográfico prácticamente inaudita en lo que a directores nóveles se refiere. Fue el caso de "Frenzy", también ha sido el caso de "A tale of three sisters", por mas que su trasfondo discursivo tanto como su registro narrativo y contexto geográfico se enmarque en un territorio completamente opuesto. Del psicothriller paranóico pasamos a un drama familiar y humano, de policías infiltrados y disturbios callejeros en un Estambul prácticamente apocalíptico pasamos la remota Anatolia donde transcurre un relato rural marcado por la sororidad que está protagonizado por tres hermanas condenadas por el sometimiento a un opresor destino el cual no están dispuestas a aceptar. Caminos completamente opuestos que sin embargo, comparten mismo vehículo. Es el caso del registro marcadamente metafórico, el carácter fabulesco, las rupturas formales y el azote de una realidad social en el que no hay lugar posible para la emancipación y la libertad. Con todo ello, nos encontramos con un relato tan hermoso como doloroso que contiene alguna de las imágenes y secuencias más hipnóticas y cautivadoras por las que recordaremos está 69 edición de la Berlinale.


Publica un comentario

Sin comentarios