Crónica Berlinale 2018: "Damsel" far far west

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2018: "Damsel" far far west

Los hermanos Zellner son junto a Gus van Sant, los responsables de aportar este año el sello Sundance con el que la Sección Oficial de la Berlinale siempre se nutre."Damsel" se describe como una comedia occidental acerca de un hombre que está tratando de casarse con la mujer de sus sueños. Su acogida en Park City, donde fue señalada como una de las obras más imprevisibles y esquinadas, nos hacían mantener por todo lo alto las expectativas. A ella.

¿De qué va?

Un joven de negocios que comienza un viaje por el oeste de Estados Unidos para reencontrarse con su prometida Penélope.

¿Quién está detrás?

Tras brindarnos ese bizarro y genuino homenaje a "Fargo" que resultó ser su anterior "Kumiko, the treasure hunter", los hermanos David y Nathan Zellner escriben y dirigen ahora esta mezcla de western y comedia aderezada por su particularísimo sentido del humor absurdo.

¿Quién sale?

Robert Pattinson y Mia Wasikowska, vuelve a coincidir tras "Maps to the Stars".

¿Qué es?

Un western paródico a la estela de Mel Brooks y Seth McFarlaine

¿Qué ofrece?

Que el primer plano de "Damsel" sea el triste hondeo de una bandera americana totalmente corroída, desgastada y carcomida, es la significativa declaración de intenciones con la que se nos presenta la nueva e inclasificable comedia de los hermanos Zellner. Y por si a alguien no le había quedado lo suficientemente claro, el genial prólogo que Robert Foster protagoniza no hace más que reafirmarse en su propósito. Y este no es otro que utilizar la comedia más absurda y quijotesca para hilvanar una denuncia contundente y profunda. Algo no muy habitual para el género paródico en el que "Damsel" se enmarca. 

La desmitificación del oeste americano (tanto como género cinematográfico así como contexto histórico) y ante todo, la reivindicación de lo que debería haber sido la figura de la mujer en el western más allá de presentarse como mero objeto de deseo, son las principales puntas de lanza sobre las que el argumento de la nueva obra de los Zellner bascula. Y es que excepciones aparte como "Caravana de Mujeres", "40 pistolas" o "Johnny Guitar" (que por cierto, seguro no por casualidad, el personaje de Mia Wasikowska hay un momento en el que porta una guitarra rota), el papel de la mujer en el género clásico por excelencia ha sido siempre intrascendente y anecdótico, reducido a un gran número de figuras de un marcado carácter decorativo. Estigma que los Zellner subvierten de forma tan hilarante como corrosiva. Pero más allá de vulgarizar un género que la época dorada de Hollywood siempre se ha empeñado en dignificar, lo que verdaderamente "Damsel" dinamita es la supuesta historia de un país que en realidad carece de ella, jugando en este sentido un papel clave las contradicciones del evangelismo y sobre todo, el 'colonialismo' hacia los verdaderos nativos americanos por parte del hombre blanco: los indios. Es por ello que resultan innegables las virtudes que "Damsel" atesora como western de parodia, sin embargo, también presenta alarmantes defectos. Carece de ritmo, las secuencias anodinas en el que el sentido del humor es mucho más gratuito que agudo se multiplican y una vez evidenciado el corazón de su discurso reivindicativo, la película agota. Es decir, me he quedado a medio camino.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es