Crónica Berlinale 2018: "Con el viento" ella baila sola

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2018: "Con el viento" ella baila sola

Presentado su estreno mundial en el inmejorable marco que supone Forum Berlinale, el debut de la catalana Meritxell Colell se nos presenta como la historia de un reencuentro, de una madre y una hija que no logran comunicarse. Y también, al igual que sucede con "Trinta Lumes", de una vida rural que desaparece. Una película que aúna danza, documental y cine de autor para crear un singular cuento sobre lazos familiares y relaciones en un universo femenino. Vamos, "Con el viento".

¿De qué va?

Mónica, una bailarina de 47 años, recibe una llamada desde España: su padre está muy enfermo. Tras veinte años, Mónica se ve obligada a volver al remoto  pueblo en el que nació. Al llegar, su padre ha muerto y su madre le pide que le ayude a vender la casa familiar. Llega el invierno. El silencio perpetuo, el frío extremo y la dificultad de vivir con su madre son duros para Mónica, que se refugia en lo que mejor conoce: la danza.

¿Quién está detrás?

Meritxell Colell combina su trabajo como montadora y directora freelance entre Barcelona y Buenos Aires con la pedagogía del cine. Forma parte del equipo de Cinema en curs de la asociación A Bao A Qu, un proyecto internacional de pedagogía del cine donde trabaja junto con otros cineastas como Carla Simón, Jonás Trueba o Mercedes Álvarez. Desde 2008, acompaña el proceso de creación de más de cuarenta cortos documentales y de ficción de estudiantes de entre 10 y 18 años.

¿Quién sale?

Otra debutante en la interpretación, que no en la danza. Mónica García nos brinda un debut prometedor en una interpretación marcada por la comunicación no verbal, por el registro corpóreo y por la profundidad de una mirada que en efecto, nunca mejor dicho, vale más que mil palabras. Le acompañan dos nombres ya reconocidos y populares, el de la emergente Elena Martín ("Las amigas de Ágata", "Julia Ist") y Ana Fernández. El otro gran descubrimiento es el de Mª Concepción Canal, abuela, madre y ante todo, gran estandarte del debut de Meritxell Colell.

¿Qué es?

Un sentimiento de pertenencia, pero sobre todo de vacío y pérdida, que baila con el viento

¿Qué ofrece?

Son muchos y muy significantes los paralelismos que encontramos entre el debut de Meritxell Colell y Diana Toucedo. Ambas irrumpen en la dirección tras su experiencia como montadoras y además de compartir vocación cinematográfica docente en un mismo ámbito, el infantil, en el momento que han decidido dar el salto a la realización, casualidad o no, han optado por un mismo enfoque, un mismo ámbito, el rural, así como la extinción a la que parece estar abocado un estilo de vida que se rige por su relación directa con la naturaleza. Pero lo más interesante aún es que en ambos casos han utilizado la hibridación entre ficción y documental para abrazar una nueva dimensión, novedosa y no tan habitual en este tipo de retratos rurales y crepusculares. El carácter sobrenatural de “Trinta Lumes” abre paso al carácter escénico, al arte de la danza sobre el que levita “Con el viento”.

El sólido debut de Meritxell Colell abraza además un contexto más íntimo y concreto, un espectro familiar del que en su día huyó Mónica. La evaporación de un hogar, de unas raíces y sobre todo, la incomunicación que conlleva el desarraigo familiar son, con permiso de la danza y el desahogo liberador que ésta proporciona a su afligida protagonista, los ejes centrales de este retrato reflexivo y profundamente conmovedor. Una película que habla y se comunica a través de lo que no dice, a través de lo que Mónica esconde, pero también a través de lo que revelan sus miradas y sobre todo su arte, el lenguaje corpóreo de su baile. Distancias que parecen insalvables pero que finalmente parecen acortarse, sin grandes alardes pero con una sobriedad cinematográfica reveladora y relevante. Como sucede en “Trinta Lumes”, lo que “Con el Viento” se va es un estilo de vida que desaparece pero que en realidad, también vuelve. El dolor causado por la pérdida también conlleva el despertar del sentimiento de pertenencia. 



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es