Crónica Berlinale 2017: "Django" guitar-hero busca asilo

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2017: "Django" guitar-hero busca asilo

El primer paso para no repetir los errores pasados es tenerlos bien presentes. Es el principal leitmotiv por el que se rige la 67 edición de esta nueva Berlinale que pone el foco en las grietas que supuran nuestra hastiada Europa. Y claro, como no podía ser de otra forma, la historia del músico francés Django Reinhardt, que se vio obligado a huir tras la ocupación nazi, ha sido la responsable de dar el pistoletazo de salida. Estrellato y reflexión, swing y holocausto, unidos por "Django", o lo que es lo mismo, el relato de un músico eternamente aclamado que también fue refugiado. Tan lejos, tan cerca. Cuidado.

¿De qué va?

El cíngaro Django Reinhardt, verdadero "guitar hero", está en la cumbre de su carrera artística. Cada noche, hace vibrar a París en el Folies Bergères con su música swing, mientras que en Europa sus hermanos son perseguidos y masacrados. Cuando la propaganda alemana quiere enviarle a Berlín para una serie de conciertos, él presiente el peligro y decide huir a Suiza, aunque la fuga resilta más complicada de lo previsto.

¿Quién está detrás?

Supone el debut en la dirección de Etienne Comar quien junto a Alexis Salatko escribe su guión a partir de la novela Folles de Django firmada por el propio Salatko.

¿Quién sale?

Django Reinhardt es Reda Kateb (César 2015 al mejor actor de reparto por "Hipócrates", apreciado también en "Lejos de los hombres" y protagonista de "Los hermosos días de Aranjuez" de Wim Wenders). Le acompaña la belga Cécile de France (nominada al César 2007 y 2008 a la mejor actriz y al Magritte 2012 por "El niño de la bicicleta").



¿Qué es?

La memoria histórica de Europa a ritmo de swing.

¿Qué ofrece?

El cine es una herramienta inmejorable para difundir ideas y explicar mejor los problemas de nuestro tiempo y en este sentido, la supurante inestabilidad que hoy día sacude los valores de nuestra hastiada Europa, ha llevado a la Berlinale a plantear esta edición como un muestrario de preguntas en busca de respuestas que surgen desempolvando el pasado reciente de nuestro lustroso continente. Un enfoque que desde Filmin no solo aplaudimos, si no que ya lo aplicamos tal y como lo demuestra la última edición de nuestro Atlántida Film Fest. Y es que no por casualidad, ni mucho menos por capricho, la trama que transita la efectiva ópera prima de Etienne Colmar tiene muchos paralelismos con la actualidad, empezando y terminando en la crisis de refugiados acuciada por las prohibiciones que imponen los países que en teoría deberían acogerlos y salvaguardarlos. Lo que llevan a "Django" a erigirse en una película que ante todo se centra en el compromiso político y la solidaridad de un artista en tiempos de guerra. No hablamos de un biopic clásico, aunque si una obra de corte clásico, no es tampoco documental, aunque si una historia minuciosamente basada en un hecho real que tan solo se permite ficcionalizar el personaje interpretado por Cecile de France. La película inaugural de esta nueva edición de la Berlinale es, en definitiva, una propuesta intrínsecamente académica que lo tiene todo para llegar al gran público y que no contenta con ello, también presenta la subversiva virtud de poner y reivindicar en primera plana una etnia siempre marginada y relegada: la gitana. A día de hoy, como mínimo, necesaria.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es