Crónica Berlinale 2017: "3 days in Quiberon" el ocaso de una estrella

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2017: "3 days in Quiberon" el ocaso de una estrella

36 años después de su muerte Romy Schneider sigue siendo una figura icónica, llena de misterio. Un ídolo caído a quien el estrellato le llegó demasiado pronto, cuyo irreversible destino trágico es uno de los dramas más retorcidos y tórridos de la época clásica de Hollywood. La realizadora alemana Emily Altef presenta en Sección Oficial el retrato de su última aparición pública con "3 días en Quiberón".

¿De qué va?

Un retrato de 3 días sobre la legendaria actriz austriaca – francesa Romy Schneider, durante la última entrevista que dio a dos periodistas mientras se encontraba en una clínica de rehabilitación

¿Quién está detrás?

"3 days in Quiberon" supone la primera vez que la alemana Emily Atef compite en Sección Oficial de Berlín. Se dio a conocer en la Semana de la Crítica de Cannes en 2008 con "The Stranger in Me".

¿Quién sale?

Dos de los rostros más reconocibles del cine alemán en la actualidad. Marie Bäumer afronta el difícil reto de dar vida a Romy Schneider con una interpretación convincente aunque tampoco especialmente destacable. Birgit Minichmayr, un rostro muy reconocible merced sus interpretaciones en "El Hundimiento" o "La cinta Blanca", es quien da vida a su inseparable amiga de la infancia, Hilde Fritsch.

¿Qué es?

El ocaso de una estrella estrellada.

¿Qué ofrece?

Sisí fue quien le abrió la puerta de la gloria y la fama también de la más suma desgracia. Tanto la persona, como el personaje, sufrieron la muerte de sus hijos, fallecidos en dramáticas circunstancias en ambos casos. El hijo de Romy Schneider murió atravesado por el hierro de una verja, el de Sissi por el puñal de un asesino. Sus tórridas relaciones amorosas, con Alain Delon a la cabeza, así como una vida llena de excesos, le acabaron llevando a la ruina mental y económica. Son los grandes estigmas de la carrera de una estrella que acabó trágicamente estrellada. Alguien a cuyo propio retrato como ser humano nunca se llegó a conocer, no porque ella no quisiera, sino porque nunca logró ser ella ante los focos, y tampoco tras ellos. Y es precisamente en este aspecto donde trata de penetrar e incidir "3 Days in Quiberon", aunque no siempre logre trascenderlo. 

Formalmente muy bien trabajada, articulada sobre un inmaculado empleo del blanco y negro, el enfoque de Emily Altef se muestra mucho más cercano del "Life" de Anton Corbijn que de la "Persona" de Ingmar Bergman, para que se hagan una idea. El retrato que traza está exento de todo tipo de matices, su carácter psicológico es más superficial que introspectivo y resulta mucho más interesante cuando reflexiona sobre lo que debería ser la ética periodista y sobre la responsabilidad que el foco público tiene a la hora de dar visibilidad a las estrella. Su uso y manipulación para su propio interés y regocijo sin importar las consecuencias que pueda conllevar, lo que importa es vender y tener visibilidad. Sucede ahora y sucedía entonces. Como se suele decir, la persona antes que el artista. El problema viene cuando no queda nada de ella ni de su verdadera esencia, solo un atisbo de su espectro como figura pública.




Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es