Crónica Berlinale 2016: "Wild Mouse" un tipo no tan serio

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2016: "Wild Mouse" un tipo no tan serio

Comedias dramáticas de humor soterrado que giran alrededor de la disfuncionalidad a la que lleva 'la gran tragicomedia de la vida' en la clase media acomodada. Es la nueva seña de identidad por la que parece distinguirse la nueva comedia germanoparlante, principalmente el cine que nos llega de Austria y Alemania. La sordidez y austeridad, la inexpresividad y la pesadumbre, parecen dar paso al humor más imprevisible, absurdo y en última instancia, desatado. Es lo que nos atisbó la magistral "Toni Erdmann", lo que nos confirma, evidentemente salvando las distancias, la austríaca "Wild Mouse", que compite este año por el Oso de Oro. En resumidas cuentas: "Un Tipo Serio" a la europea o mejor dicho, no tan serio.

¿De qué va?

Cincuentón burgués y aposentado, reconocido crítico musical de un periódico puntero vienés: eso es George. Tras ser abruptamente despedido de su trabajo, ante el tormento que supone no poder dejar a su mujer embarazada y el temor a revelarle que ha sido despedido, entra en un colapso de consecuencias imprevisibles y empieza a dar tragicómicos bandazos de inconformismo con aires de venganza hacia su antiguo jefe. Pero nada, nunca, le sale bien.

¿Quién está detrás?

"Wild Mouse" supone el debut directorial del actor y artista de cabaret Josef Hader.

¿Quién sale?

El propio Josef Hader en una caracterización tremendamente hilarante. "Wild Mouse" la hace suya de principio a fin y que nadie se extrañe si acaba haciéndose con el Oo de Plata al Mejor Actor.


¿Qué es?

"Un tipo serio" a la europea + "Uno tras Otro" + "La vida de nadie"

¿Qué ofrece?

Una suerte de hilarante fábula social rebosante de humor irónico y cargada del más agudo cinismo, que gira sobre un personaje quijotesco y aburguesado golpeado por un asolador colapso existencial, esquinado por una sociedad elitista que directamente coquetea con el más vesicante esnobismo. Un núcleo social pedante donde los haya en el que George se sentía como pez en el agua hasta que de un plumazo se derrumba el principal pilar que mantenía su aparentemente vida ejemplar: como no podía ser de otra forma, el trabajo. Bienvenidos a la Europa del siglo XXI. "Wild Mouse" es el tragicómico retrato de la frustración que atenaza la vida privada de la clase media austríaca (y en gran parte europea), así como las enrevesadas consecuencias a las que le aboca el declive al que ve abocada una vida íntima y social que pese al engañoso confort y bienestar del que parece disfrutar, demuestra estar pendiente de un filo hilo. El trabajo convertido en familia, la familia convertida en trabajo y la plena felicidad, como ese Santo Gríal con el que nunca llegamos a dar. En "Wilde Mouse" la opresión existencial da paso a la deshinibición social desde la abrupta confrontación, desde la gestación de situaciones brillantemente imprevisibles y absolutamente hilarantes y un tono incipientemente absurdo. Empezando desde la exploración psicológica del patetismo humano y penetrando en en definitiva en el corazón, en el sustento que nos da el amor. Un descabellado tour de force para una comedia singular, desatada y desternillante donde las haya. En efecto, un tipo no tan serio.

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es