Crónica Berlinale 2016: "Midnight Special" autopista hacia Amblin

Autor: Joan Sala Fuente: Filmin

Crónica Berlinale 2016: "Midnight Special" autopista hacia Amblin

Un apasionante ejercicio de nostalgia que abraza de lleno la ciencia ficción y el cine de suspense para desembocar en ese espacio ilimitado para los sueños y la emoción que construyeron "E.T." o "Encuentros en la tercera fase". Es, de buenas a primeras, como podríamos definir la intensa y emocionante "Midnight Special". That's entertainment.

¿De qué va?

Dos adultos y un niño de 8 años con aparentes poderes especiales huyen de las autoridades.

¿Quién está detrás?

Que debemos prestar mucha atención al cineasta Jeff Nichols no es ninguna noticia bomba o primicia. Su meteórica carrera cinematográfica iniciada en 2007 es uno de los casos más evidentes del famoso compuesto "explosión de talento". "Shotgun Stories", "Take Shelter" (que está arrasando en filmin) y "Mud" (que causó furor en el Festival de Cannes 2012) tienen, a grandes rasgos y a sabiendas que es un análisis reduccionista, una marca (una señal) en común: situaciones cotidianas que sirven de pretexto perfecto para que lo inverosímil acompañado de su amigo “lo ambiguo” metan la nariz en historias ambivalentes.

¿Quién sale?

Michael Shannon vuelve ser protagonista (lo fue en "Shotgun Stories" y "Take Shelter" aunque en "Mud" quedó relegado a un segundo plano) custodiado por la imponente y visceral interpretación de Joel Edgerton y la siempre agradecida participación de Kristen Dunst, Adam Driver o incluso el carismático Sam Shepard.

¿Qué es?

Spielberg + Carpenter

¿Qué ofrece?

Ateniéndonos a su carta de presentación, todo nos hacía presagiar que el director de "Take Shelter" y "Mud" abandonaría los dramáticos ecos sureños que tanto (y tan bien) marcan su breve pero imprescindible obra, para embarcarse de lleno en el 'maravilloso' mundo de la ciencia ficción. Augurios tan acertados como también fallidos, todo hay que decirlo. En efecto, "Midnight Special" supone una inmersión directa, no solo en el cine fantástico, sino concretamente en ese mítico cine almibarado de Amblin cuya entrañable fantasía marcó a toda una generación durante los años 80'. Seductora novedad que, sin embargo, no conlleva que Jeff Nichols abandone el personalísimo estilo que marca su idiosincrasia como autor. Bajo el mando de un pequeño y carismático phenomenon, su nueva película nos lleva al corazón de Texas a través de lo que podríamos definir como una sensible y absolutamente adorable sci-fi-road-movie. Un apasionante ejercicio de nostalgia que abraza de lleno el cine de suspense para desembocar en ese espacio ilimitado para los sueños y la emoción que construyeron "E.T." o "Encuentros en la tercera fase".

Entre sus genuinas virtudes, destaca de sobremanera la penetrante y omnipresente banda sonora de su habitual colaborador David Wingo, pero también la experimentación que lleva a cabo en su compleja y ante todo, estimulante estructura de guión. Y es que, "Midnight Special" obvia por completo el primer acto o mejor dicho, lo deja completamente fuera de campo y desde su comienzo, desde su primerísimo primer plano, el desarrollo de la acción ya viene rodado. No sabemos quienes son ni donde van sus personajes, tampoco de donde vienen. Un factor muy a tener en cuenta ya que ellos poseen un conocimiento de los hechos previos que nosotros, como espectadores, no tenemos, lo que nos obliga a ir reconstruyendo las acciones previas, incluso a identificar el trasfondo de los propios personajes, a través de una calculadísima dosificación de la información que Nichols nos va dispensando. Inherentes particularidades que hacen de "Midnight Special" un entretenimiento tan rebosante de melancolía cinéfila como de una desbordante emoción cinética.



Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es